Wednesday, September 02, 2015


Es oficial: El Niño está aquí

El patrón climático se mantendrá hasta mediados de 2015, pero de forma débil.
Por Andrea Thompson, Climate Central | 5 de marzo de 2015 


En parte debido a su debilidad, no se espera que El Niño tenga mucho impacto en los patrones climáticos de Estados Unidos. 
Crédito: NOAA

Justo cuando casi todo el mundo había dado por un hecho que no se iba a presentar, el fenómeno de El Niño, que ha pasado casi un año titubeando entre el sí y el no, finalmente surgió en febrero y podría durar hasta la primavera y el verano, anunció este jueves la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA).

No se trata de una repetición del severo El Niño de 1998, como muchos anticiparon cuando surgieron los primeros indicios de un acontecimiento inminente hace aproximadamente un año. Este El Niño solo se ha deslizado a través del umbral oficial, por lo que no será un evento fuerte.

"Básicamente estamos declarando El Niño", dijo Michelle L'Heureux, meteoróloga de la NOAA. "Es lamentable que no podemos declarar un El Niño débil".

En parte debido a su debilidad, así como su calendario inusual, no se espera que El Niño llegue a tener mucho impacto en los patrones climáticos de Estados Unidos, ni que llegue a traer mucho alivio para California, afectada por la sequía.


Animación de las anomalías de la temperatura del subsuelo en el Océano Pacífico tropical.  NOAA

Pero los analistas dicen que sí podría empujar los patrones climáticos en otras zonas del planeta, especialmente si persiste o se intensifica, y podría aumentar las temperaturas globales, tras el 2014, que ya fue el año más caliente que se ha registrado. "El fenómeno hace inclinar las probabilidades hacia el calor", dijo L'Heureux.

La diferencia que hace un año
Los meteorólogos del Centro de Predicción Climática de la NOAA y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI) de la Universidad de Columbia primero dieron la alerta a principios del año pasado de que un El Niño podría estar tomando forma.

Se basaron en un penacho de agua tibia bajo la superficie, llamado onda Kelvin, surgiendo de oeste a este a través del Pacífico tropical. (Fue esta gran columna que estableció comparaciones con el monstruo de El Niño de 1998, que causó diluvios e inundaciones en muchas partes del mundo y amplió considerablemente las temperaturas globales; 1998 sigue siendo el único año del siglo XX entre los 10 más cálidos de la historia registrada.)

El Niño se caracteriza por aguas inusualmente calientes sobre la parte central y oriental de esta cuenca. El CPC considera oficialmente un evento cuando las temperaturas superficiales del mar en una región clave del océano alcanzan al menos 0,5 ° C más que el promedio.

Múltiples ondas de Kelvin han aparecido en toda la cuenca del océano en los últimos meses y las temperaturas del océano han sido repetidamente lo suficientemente calientes en esa región para calificar la presencia de El Niño.

Pero las temperaturas del océano por sí solas no definen un El Niño; los pronosticadores del CPC también buscan los cambios correspondientes en los patrones atmosféricos, es decir, un debilitamiento de los vientos típicos de este a oeste de la región. Esos vientos alterados pueden afectar el clima en todo el mundo. Es por eso que son vigilados cuidadosamente mes a mes.

Un año después de que la primera señal de un inminente El Niño surgiera en el océano, otra onda Kelvin está haciendo su camino a través de la cuenca. Solo que esta vez, el océano está mucho más cálido y –más importante­– la atmósfera finalmente parece haber recibido el mensaje, presentando un debilitamiento vientos alisios.

El acoplamiento entre el océano y la atmósfera no está siguiendo el guion habitual, y los cambios típicos en los patrones de lluvia no han surgido. Pero L'Heureux señaló la rareza de que exista una respuesta de la atmósfera en esta época del año. En la primavera, dijo, es más difícil para el océano y la atmósfera "verse el uno al otro". "Estamos muy sorprendidos", dijo.

La primavera y el verano
Esta aparición tardía de El Niño significa que las condiciones típicas para Estados Unidos –más lluvia y frío en el sur del país– no van a suceder. "Sobre nosotros [el impacto] se vuelve muy, muy silenciado" en primavera, dijo L'Heureux.

Los meteorólogos creen que la actual ola Kelvin y las temperaturas de los océanos ya más cálidas significan que El Niño va a persistir, otro factor que pesó en la declaración oficial del evento.

El CPC prevé un 50 a 60 por ciento de probabilidades de que El Niño esté presente a lo largo de toda la primavera y el verano. Si lo hace, podría aplacar la temporada de huracanes en el Atlántico y sacarle energía a la temporada en el Pacífico oriental, como muchos dijeron que ocurrió el verano pasado, antes de que El Niño fuera declarado de forma oficial.

Esa designación oficial ya ha provocado un gran debate en la comunidad del clima, ya que el mar estaba lo suficientemente caliente durante gran parte de 2014 para calificar la presencia de El Niño. "Estoy seguro de que va a ser discutido un poco", dijo L'Heureux.

Pero pese a la duda de si esos océanos cálidos significaban que un El Niño estaba presente, lo cierto es que junto con las aguas cálidas en otras cuencas oceánicas, ayudaron a elevar las temperaturas superficiales globales en 2014, lo que lo convirtió en el año más cálido registrado.
 
Si eso sucederá de nuevo en 2015 aún está por verse, aunque el océano tiene una memoria de temperatura fuerte y no responde a los cambios muy rápidamente. Así que el calor es probable que aguante, o incluso aumente.

"Si El Niño se intensifica puede tener un mayor impacto en las temperaturas globales, como se ha observado en sucesos pasados", dijo en un correo electrónico Jessica Blunden, científica del clima con ERT, Inc., en el National Climatic Data Center de la NOAA. "Pero por ahora estamos en un modo de esperar y ver", agregó.

Este artículo se reproduce con permiso de 
Climate Central. El artículo fue publicado por primera vez el 5 de marzo de 2015.

No comments: