Sunday, May 17, 2015

Los polos magnéticos de la Tierra pueden invertirse en lo que dura una vida humana

abc.es abc_ciencia / Madrid
En la actualidad, un fenómeno de este tipo podría causar estragos en las redes eléctricas y aumentar las tasas de cáncer

 
El campo magnético de la Tierra puede debilitarse y cambiar de dirección.

Imagine que un día se despierta y descubre que todas las brújulas apuntan hacia el sur en lugar del norte. Parece algo extraño, pero no lo es tanto. El campo magnético de la Tierra se ha movido de un tirón -aunque, por supuesto, no durante una sola noche- muchas veces durante la historia del planeta. Su campo magnético dipolar, como el de un imán de barra, mantiene aproximadamente la misma intensidad durante miles de millones de años, pero por razones desconocidas, de vez en cuando se debilita y cambia de dirección.

Hasta ahora, se creía que ese proceso duraba unos miles de años, pero un nuevo estudio realizado por un equipo internacional de científicos demuestra que la última inversión magnética registrada hace 786.000 años no tardó tanto en producirse, sino que ocurrió muy rápidamente, en menos de 100 años, más o menos lo que dura una vida humana.

«Es increíble la rapidez con la que vimos la inversión», dice Courtney Sprain, investigadora de la Universidad de California, Berkeley, coautora del estudio que será publicado en la revista International Journal Geophysical y que ya se puede consultar en internet.
Cáncer y redes eléctricas
Nuevas evidencias indican que la intensidad del campo magnético de la Tierra está disminuyendo 10 veces más rápido de lo normal, lo que lleva a algunos geofísicos a predecir un cambio dentro de unos pocos miles de años. A pesar de que una inversión magnética es un importante fenómeno de escala planetaria impulsado por la convección en el núcleo de hierro de la Tierra, los científicos aseguran que no hay catástrofes asociadas con inversiones pasadas que hayan quedado «escritas» en el registro geológico y biológico. Pero el mundo ha cambiado. Hoy, un proceso de este tipo podría causar estragos en nuestras redes eléctricas, generando corrientes que pueden hacerlas caer.

Y puesto que el campo magnético terrestre protege la vida de las partículas energéticas del Sol y los rayos cósmicos, los cuales pueden causar mutaciones genéticas, el debilitamiento o pérdida temporal del campo antes de un cambio permanente podría aumentar las tasas de cáncer. El peligro para la vida sería aún mayor si la inversión fuera precedida por largos períodos de comportamiento magnético inestable.
Sedimentos en Italia
El nuevo hallazgo se basa en el análisis de la alineación del campo magnético en capas de antiguos sedimentos lacustres ahora expuestos en la cuenca Sulmona de los Apeninos al este de Roma, en Italia. Debido a que los sedimentos del lago se depositaron a una velocidad alta y constante durante un período de 10.000 años, el equipo fue capaz de interpolar la fecha de la capa que muestra la inversión magnética, llamada reversión Brunhes-Matuyama, hace aproximadamente 786.000 años. Esta fecha es mucho más precisa que la de estudios anteriores, que colocan la inversión hace entre 770.000 y 795.000 años.

«Lo que es increíble es que se pasa de polaridad inversa a un campo que es normal con prácticamente nada en el medio, lo que significa que tuvo que haber sucedido muy rápidamente, probablemente en menos de 100 años», dice Paul Renne, profesor en Berkeley. Eso sí, «no sabemos si la próxima inversión se producirá tan rápido como lo hizo esta».

El nuevo hallazgo puede ayudar a los investigadores a entender cómo y por qué el campo magnético de la Tierra invierte su polaridad de forma episódica.
 

No comments: