Sunday, May 17, 2015

Videos sobre vulcanismo en Chile......



Lagos, Ríos y Volcanes de Chile


https://youtu.be/y39J2bZlY6M


Vigilancia volcánica del Sernageomin en Laguna del Maule .

Instrumental instalado por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) en Laguna del Maule, el mayor complejo volcánico existente en Chile, con 24 cráteres. El Sernageomin monitorea esta zona mediante la Red Nacional de Vigilancia Volcánica (RNVV), desde el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (OVDAS).
 

https://youtu.be/RI61TXbL9HM

Alerta Chile Argentina - Supervolcán 2015
Inminente Explosión supervolcán en la laguna Maule
https://youtu.be/oAvfpGceGxo

Mega volcán en Chile Laguna Maule
Esta noticia se publico a principios de año y no se le ha dado importancia en los medios oficiales.
https://youtu.be/xgK8yOoyJb0

Volcán San José
Ascensión a la Cumbre del Volcán San José.
https://youtu.be/Ah1x9bGShKc


Volcán San José: Un clásico de la zona central de Chile

Un clásico de los andes de la zona central de Chile. Cierra el Cajón del Maipo en el límite con Argentina. Es vecino de otro gran coloso: el Marmolejo. Este volcán lo ascendimos el año 2007 con el Club Internacional de Andinismo en solo tres días, todo un récord para un volcán siempre complicado por el clima, muy frío y ventoso.
https://youtu.be/vL8V4x5_vgc
 

Volcán Marmolejo

https://youtu.be/tnziZ7g3a1Q


Montañas de chile, cordillera de los andes, cerro Marmolejo

Expedición cerro Marmolejo, ubicado en la Cordillera de los Andes Chile región Metropolitana... sector del Cajón del Maipo, es el ultimo mas austral del mundo con una altura de 6.108 m.s.n.m.
https://youtu.be/loeJURMooq8
 


Cerro San Ramón

Día 1: 08.00hrs. Comenzamos a subir por la quebrada de Macul, tomamos el cajón del muerto para llegar al sector de La Puerta, acampamos en las cercanías.
Día 2: 06.00hrs. Empezamos ascender a la cumbre para llegar a las 8.05hrs.
09.00hrs. Comenzó el descenso por la misma ruta para
llegar a la entrada de la Quebrada de Macul a las 17;30hrs

https://youtu.be/fUveMjSNOG8


La Cordillera de los Andes 01 Canal Encuentro
https://youtu.be/w7bhyD__tQ0

La Cordillera de los Andes 02 Canal Encuentro
https://youtu.be/_IBf0xEjb9M


abc.es / Madrid
Día 10/05/2015

Una franja de la cordillera de los Himalayas ha perdido en torno a un metro de altura como resultado del seísmo

 
La cadena montañosa de los Himalayas es considerada el techo del mundo

Un artículo publicado en la BBC afirma que, según los científicos, una franja de la cordillera de los Himalayas ha perdido en torno a un metro de altura como resultado del devastador terremoto de Nepal, acontecido el 25 de abril.
Aunque también añaden que la pérdida podría haberse equilibrado gracias a una ligera elevación de las placas debida a la actividad tectónica. Aún tienen que analizar las imágenes satelitales de la región en la que se encuentra el techo del mundo, el Everest.

«La que principalmente perdió altura es una franja de entre 80 y 100 kilómetros del Langtang Himal al noroeste de la capital nepalí, Katmandú—», informó Richard Briggs, un geólogo investigador del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés). Esa es precisamente una de las regiones en las que lugareños y excursionistas siguen desaparecidos, presumiblemente muertos, después de las avalanchas y desprendimientos que provocó el seísmo.

El Everest
Los científicos creen que otro puñado de picos de la cordillera de Himalaya podrían haber perdido altura, incluido el Ganesh Himal, en el oeste del tramo Langtang. Las imágenes de satélite analizadas por los expertos son las del centro del país, la zona más afectada por el terremoto. Y el Everest está en el este de la zona que más tembló.

Los expertos dicen que si el pico más alto del mundo perdió centímetros de altura o no tendrá que ser confirmado por una análisis del suelo, con un GPS o desde una misión de aire.

«Pero por lo que vimos tras evaluar los datos es que más allá del límite de la placa, en el norte de la capital de Katmandú, se puede identificar claramente que la región se hundió 1,5 metros», dice Christian Minet, geólogo del Centro Aeroespacial Alemán (DLR), que procesa los datos del terremoto enviados por el satélite Sentinel-1a.

Imágenes del antes y el después
Los científicos del Centro de Observación de la Tierra del DLR compararon dos imágenes de la misma región enviadas por el satélite, una de antes del terremoto y la otra de después.

«Los valores positivos que recibimos (en la imagen satelital) después del terremoto significan que el área (las montañas de la región de Langtang y alrededores) está más lejos del satélite y que es más bajo ahora», explica Minet. «Pero con este resultado no podemos afirmar que una montaña específica es ahora un metro y pico más baja; es la zona general la que podemos evaluar», añade.

Según el experto, las imágenes satelitales mostraban una disminución de la altura de la cordillera de entre 0,7 y 1,5 metros. El estudio también descubrió que ciertas áreas incluyendo la capital, Katmandú, y el sur de los Himalayas se elevaron a causa del temblor.

«Y los valores negativos que recibimos de la imágenes posteriores al terremoto significan que algunas zonas (Katmandú y sus alrededores) están ahora más cerca del satélite, lo que significa que hubo una elevación», dice Minet.

Ante esto, los científicos aclaran que las elevaciones y los hundimientos son un comportamiento geológico normal durante un terremoto de esa escala.

Colisión frontal
«La falla bajo Katmandú se deslizó bajo la parte de la corteza hacia el sur, donde se aplastó, y se estiró hacia el extremo norte», explica Tim Wright, profesor de geodesia de satélite de la Universidad de Leeds, en Reino Unido.

«En la parte aplastada, más o menos debajo de Katmandú, tenemos la elevación. Y donde se estiró, en las altas montañas al norte de la capital, en este caso, tenemos el hundimiento», añade.

«La mayor parte del deslizamiento de la falla ocurrió justo al norte de Katmandú, por lo que las montañas del norte de la capital son las que más se hundieron en este particular caso».

Normalmente la altura de los Himalayas aumenta debido a la colisión entre las placas tectónicas de India y Eurasia. Pero durante los grandes terremotos el proceso se invierte, señalan los expertos.

«Entre terremotos Nepal está siendo aplastada y la parte más cercana a la gran falla (incluido Katmandú) arrastrada por la placa india. Y las áreas más lejanas se están elevando (...)», añade Wright.

«Ahora, durante el terremoto lo que ocurrió es lo contrario», dice. «La parte que fue arrastrada hacia abajo porque estaba atrapada en la falla se deslizó libremente y rebotó hacia arriba, y la parte que estaba siendo aplastada se hundió».

En relación a esto, las autoridades de Nepal dicen que aún está por evaluar el impacto del terremoto en los Himalayas, ya que todavía están ocupados con las tareas de rescate y rehabilitación.

 

Por José Manuel Nieves abc_ciencia
Los investigadores han profundizado hasta el centro mismo del planeta gracias a una nueva técnica para leer ondas sísmicas


La ilustración muestra que el núcleo interno de la Tierra tiene, a su vez, otro núcleo en su interior.

Un grupo de geólogos de las universidades de Illinois, en Estados Unidos, y de Nanjing, en China, acaba de anunciar en Nature Geosciences el descubrimiento de un segundo núcleo terrestre. O, más exactamente, de un núcleo dentro del núcleo de nuestro planeta.

El sorprendente hallazgo ha sido posible gracias a una nueva tecnología de interpretación y lectura de ondas sísmicas, que ha permitido a los investigadores profundizar hasta el centro mismo de la Tierra.

En palabras de Xiaodong Song, profesor de geología de la Universidad de Illinois y autor principal del estudio, "a pesar de que el núcleo terrestre es pequeño, más pequeño que la Luna, tiene algunas características muy interesantes que pueden decirnos cómo nuestro planeta llegó a formarse, cómo fue su historia y cómo tienen lugar los varios procesos dinámicos de la Tierra. Lo que ocurre en el núcleo da forma a nuestra comprensión de lo que sucede en las profundidades de la Tierra".

Para llevar a cabo su trabajo, los investigadores usaron las ondas sísmicas de los terremotos y "escanearon" lo que sucede bajo la superficie, de un modo similar a como hacen los médicos que usan ultrasonidos para ver lo que sucede dentro de sus pacientes.

El equipo de Song utilizó una tecnología que obtiene datos no del choque inicial de un terremoto, sino de las ondas que resuenan en sus secuelas. Un terremoto es algo parecido a un martillo golpeando una campana: y de la misma forma en que un oyente escucha claramente el tono que resuena tras golpear la campana, los sensores sísmicos de los científicos recogen una señal coherente en la "coda" del terremoto.

El resultado es que esa señal, reforzada por la tecnología, "resulta tan clara y fuerte como la del campanazo principal", explica Song. "La idea básica de este método lleva rondando a nuestro alrededor desde hace tiempo, y el mismo principio ya se ha utilizado para estudios llevados a cabo cerca de la superficie. Pero lo que nosotros buscamos es el camino hacia el centro de la Tierra".
De otro material
Mirar a través del núcleo terrestre reveló una sorpresa en el centro del planeta, aunque no del tipo de la que imaginó Julio Verne. El núcleo interno, en efecto, del que se pensaba que era una sólida bola de hierro, ha resultado tener unas propiedades estructurales mucho más complejas de lo que se creía.

Los investigadores, en efecto, encontraron un "núcleo dentro del núcleo" que está perfectamente definido y que tiene cerca de la mitad del diámetro que el núcleo completo. Además, Song y su equipo se dieron cuenta de que los cristales de hierro de la "capa externa" del núcleo están alineados direccionalmente, de norte a sur, mientras que los del núcleo dentro del núcleo apuntan en su mayoría de este a oeste.

Pero no solo la alineación magnética de los cristales de hierro es diferente en ambas partes del núcleo, sino que se comportan, además, de forma muy distinta. Lo cual significa que el "núcleo dentro del núcleo" podría estar hecho de un tipo de material diferente.

"El hecho de que existan dos regiones que se distinguen tan claramente -explica Song- puede estar diciéndonos algo sobre cómo está evolucionando el núcleo interno de nuestro planeta. Por ejemplo, a lo largo de la historia del planeta, el núcleo interno podría haber tenido efectos dramáticos en el régimen de deformación terrestre. Y esa podría ser la clave para descifrar la evolución de nuestro mundo. Ahora estamos justo en el centro, literalmente, en el centro de la Tierra".

Sacudidas del centro la Tierra cambian la duración del día cada 6 años

abc.es abc_ciencia / Madrid

Se trata de cambios muy sutiles, pero totalmente inesperados, que restan o añaden milisegundos a las 24 horas
Universidad de Liverpool
Vibraciones en el núcleo de la Tierra restan o añaden milisegundos al día

La Tierra gira sobre sí misma una vez al día, pero lo que llamamos un día no es siempre lo mismo. Un año, hace 300 millones de años, comprendía unos 450 días, y uno de esos días de entonces duraba menos que los actuales, unas 21 horas. Ahora, investigadores de la Universidad de Liverpool y de la de París han publicado en la revista Nature que oscilaciones periódicas en el núcleo de la Tierra cambian la longitud del día cada 5,9 años. Se trata de cambios muy sutiles, que restan o añaden milisegundos a las 24 horas.

Como resultado de la desaceleración de la rotación de la Tierra, los días son cada vez más largos. Pero la rotación del planeta sobre su eje, sin embargo, puede variar en milisegundos en un día determinado. Esto es debido a diferentes impactos, como los patrones del clima, corrientes oceánicas, terremotos, glaciares que se derriten y otros factores.

Pero la Tierra también está sujeta a otras fuerzas que pueden causar que la longitud del día varíe a largo plazo o incluso dé saltos cortos en el tiempo. En este nuevo trabajo, los investigadores analizaron los datos de los últimos 50 años y separaron los citados factores conocidos que causan fluctuaciones en la duración del día para descubrir si también existían otros. Al hacerlo, encontraron lo que describen como un inesperado ciclo de 5,9 años en los que el planeta atraviesa un período de varios meses en los que la longitud de cada día es más larga o corta de lo normal. La causa concreta de este fenómeno no está clara, aunque los científicos creen que tiene que ver con el límite entre el núcleo y el manto de la Tierra.

Los científicos están interesados en aprender más acerca de las sacudidas episódicas que alteran la longitud del día durante varios meses relacionadas con el campo geomagnético de la Tierra. Durante estos bandazos de corta duración, el día de la Tierra también cambia en 0,1 milisegundos. Desde 1969, los científicos han detectado 10 sacudidas geomagnéticas que duran menos de un año.
Los polos magnéticos de la Tierra pueden invertirse en lo que dura una vida humana

abc.es abc_ciencia / Madrid
En la actualidad, un fenómeno de este tipo podría causar estragos en las redes eléctricas y aumentar las tasas de cáncer

 
El campo magnético de la Tierra puede debilitarse y cambiar de dirección.

Imagine que un día se despierta y descubre que todas las brújulas apuntan hacia el sur en lugar del norte. Parece algo extraño, pero no lo es tanto. El campo magnético de la Tierra se ha movido de un tirón -aunque, por supuesto, no durante una sola noche- muchas veces durante la historia del planeta. Su campo magnético dipolar, como el de un imán de barra, mantiene aproximadamente la misma intensidad durante miles de millones de años, pero por razones desconocidas, de vez en cuando se debilita y cambia de dirección.

Hasta ahora, se creía que ese proceso duraba unos miles de años, pero un nuevo estudio realizado por un equipo internacional de científicos demuestra que la última inversión magnética registrada hace 786.000 años no tardó tanto en producirse, sino que ocurrió muy rápidamente, en menos de 100 años, más o menos lo que dura una vida humana.

«Es increíble la rapidez con la que vimos la inversión», dice Courtney Sprain, investigadora de la Universidad de California, Berkeley, coautora del estudio que será publicado en la revista International Journal Geophysical y que ya se puede consultar en internet.
Cáncer y redes eléctricas
Nuevas evidencias indican que la intensidad del campo magnético de la Tierra está disminuyendo 10 veces más rápido de lo normal, lo que lleva a algunos geofísicos a predecir un cambio dentro de unos pocos miles de años. A pesar de que una inversión magnética es un importante fenómeno de escala planetaria impulsado por la convección en el núcleo de hierro de la Tierra, los científicos aseguran que no hay catástrofes asociadas con inversiones pasadas que hayan quedado «escritas» en el registro geológico y biológico. Pero el mundo ha cambiado. Hoy, un proceso de este tipo podría causar estragos en nuestras redes eléctricas, generando corrientes que pueden hacerlas caer.

Y puesto que el campo magnético terrestre protege la vida de las partículas energéticas del Sol y los rayos cósmicos, los cuales pueden causar mutaciones genéticas, el debilitamiento o pérdida temporal del campo antes de un cambio permanente podría aumentar las tasas de cáncer. El peligro para la vida sería aún mayor si la inversión fuera precedida por largos períodos de comportamiento magnético inestable.
Sedimentos en Italia
El nuevo hallazgo se basa en el análisis de la alineación del campo magnético en capas de antiguos sedimentos lacustres ahora expuestos en la cuenca Sulmona de los Apeninos al este de Roma, en Italia. Debido a que los sedimentos del lago se depositaron a una velocidad alta y constante durante un período de 10.000 años, el equipo fue capaz de interpolar la fecha de la capa que muestra la inversión magnética, llamada reversión Brunhes-Matuyama, hace aproximadamente 786.000 años. Esta fecha es mucho más precisa que la de estudios anteriores, que colocan la inversión hace entre 770.000 y 795.000 años.

«Lo que es increíble es que se pasa de polaridad inversa a un campo que es normal con prácticamente nada en el medio, lo que significa que tuvo que haber sucedido muy rápidamente, probablemente en menos de 100 años», dice Paul Renne, profesor en Berkeley. Eso sí, «no sabemos si la próxima inversión se producirá tan rápido como lo hizo esta».

El nuevo hallazgo puede ayudar a los investigadores a entender cómo y por qué el campo magnético de la Tierra invierte su polaridad de forma episódica.
 
 
El viaje al centro de la Tierra sería una pesadilla y lo sabemos gracias a Inge Lehmann
 
13 de mayo de 2015 |
Si has entrado hoy en Google, te habrá sorprendido un doodle bastante curioso: un fondo oscuro sobre el que figura el logo de la compañía con una "o" bastante peculiar, formada por nuestro planeta Tierra partido en dos. ¿A quién homenajean hoy? A Inge Lehmann, una sismóloga danesa que nacía tal día como hoy hace 127 años.

Puede que su nombre os suene de la Discontinuidad de Lehmann, como se conoce al límite entre el núcleo externo y el núcleo interno de la Tierra. Ése fue uno de sus grandes descubrimientos y es que, si hoy conocemos cómo es la Tierra por dentro, es gracias a ella. Fue la primera en asegurar que el núcleo de la tierra estaba compuesto en dos partes: la esfera interna sólida y el núcleo externo líquido.



Desmontando el 'Viaje al centro de la Tierra' de Julio Verne.
El 25 de noviembre de 1864, Julio Verne publicaba una de sus obras más conocidas: el 'Viaje al centro de la Tierra'. En ella, el escritor francés contaba cómo, siguiendo las instrucciones de un documento, una expedición se proponía llegar al centro de la Tierra. Entraron por el volcán Snæfellsjökull, en Islandia, y dentro de nuestro planeta se encontraron de todo: mares, bosques de hongos, criaturas prehistóricas y hasta relámpagos.

Julio Verne plasmaba así sobre papel el concepto de la Tierra Hueca, una hipótesis que algunos científicos de la época defendían. En Jot Down publicaban hace tiempo un artículo muy interesante repasando los orígenes y la evolución de esta teoría, que tiene varias interpretaciones. Algunos decían que existen dos aberturas en los polos y que la tierra estaba hueca por dentro. Otros, que dentro de la tierra existen otros submundos.

Sin embargo, Inge Lehmann desmontó ésta y otras hipótesis, como la de que el núcleo era simplemente una esfera única, en 1936 con la publicación de los descubrimientos de su investigación en una obra conocida como 'P'. A pesar de su corto título, la misma fue toda una revolución dentro del mundo de la sismología, ya que precisamente utilizaba el comportamiento de las ondas P para demostrar que la tierra no era hueca ni tampoco formada por un material compacto.

En 1929, un importante terremoto tuvo lugar en Nueva Zelanda. Lehmann lo estudió y se sorprendió al comprobar que, justo en el otro extremo de la Tierra y en una zona que debería ser "zona sombra", se llegaron a detectar ondas P producidas por ese mismo terremoto. En cambio, las ondas S, que no viajan a través de líquidos, no llegaron hasta allí. Como consecuencia de esto, la sismóloga concluyó que en la Tierra existe un núcleo interno sólido al que le rodea un núcleo externo líquido.


A la izquierda, ondas S detectadas tras un terremoto, Nótese la amplia zona de sombra. A la derecha, las ondas P, que se detectan incluso en el extremo opuesto de la Tierra porque sí viajan a través de líquidos y se desvían al atravesar la zona que separa ambos núcleos. Imágenes: Earth: Inside and out

Una pionera que no lo tuvo fácilA pesar de ser una científica reconocida, Inge Lehmann reconocía que no lo había tenido nada fácil. Creció atendiendo a una escuela mixta, algo que no era demasiado habitual por aquella época. Cuando salió de la institución, se encontró de bruces con un mundo que le hacía de menos por ser mujer. "Era reconocido que no había diferencias intelectuales entre mujeres y hombres, un hecho que me trajo bastantes decepciones más tarde en la vida cuando tuve que comprobar que ésta no era la actitud general", decía Lehmann a una historiadora en 1980.

Durante años sucesivos, Inge Lehmann no desistió y siguió trabajando en su campo, aunque no era la persona más diplomática. De hecho, se le atribuye una cita bastante reveladora: "Deberías conocer a muchos hombres incompetentes con los que he tenido que competir... en vano". Fue elegida responsable del departamento sísmico del Danish Geodetic Institute, cargo que ostentó desde 1929 a 1953, y también presidenta de la European Seismological Federation en 1950. Fallecía el 21 de febrero de 1993, día en el que el mundo perdió a una de sus más importantes científicas.

Inge Lehmann, la sismologa danesa............


Inge Lehmann joven (1932)
 
Nacimiento 13 de mayo de 1888 Copenhague Fallecimiento 21 de febrero de 1993 (104 años) Copenhague                                                                 
Nacionalidad Danesa
Campo Matemática, Geofísica, Sismología, Logístico
Instituciones Real Instituto Geodésico danés Alma máter Universidad de Copenhague Tesis (1964)
Premios destacados Medalla William Bowie (1971)
Padres Alfred Georg Ludvig Lehmann
Inge Lehmann (Østerbro, 13 de mayo de 1888-21 de febrero de 1993) fue una sismóloga danesa, conocida por realizar las primeras pruebas de magnitudes de sismos y sus consecuencias.

Biografía 


Lehmann nació el 13 de mayo de 1888 en Østerbro, un distrito de la capital danesa Copenhague, hija del psicólogo experimental Alfred Georg Ludvik Lehmann (1858-1921).
Ella asistió a una escuela pedagógica progresista dirigida por Hanna Adler, una tía de Niels Bohr. Según Lehmann, su padre y Adler fueron las dos influencias más importantes en su desarrollo intelectual. Después de terminar la escuela, estudió con algunas interrupciones debido a su mal estado de salud, las matemáticas en Copenhague y Cambridge. Después de algunos años de trabajar en el seguro se ha convertido en asistente geodésica Niels Erik Nørlund, quien le asignó la tarea de creación de observatorios sismológicos en Dinamarca y Groenlandia. Su temprano interés en la sismología se remonta a este período. En su vida adulta, creció con el campo de la sismología, convirtiéndose en una pionera entre los científicos.
Fue a la escuela mixta dirigida por la tía de Niels Bohr, un lugar donde los niños y las niñas estudiaban y aprendían los mismos temas.
En 1920 obtuvo el título en matemática después de 12 años de estudios de pregrado y postgrado en la Universidad de Copenhague y de Cambridge. También estudió en Alemania, Francia, Bélgica y Países Bajos.

Lehmann empezó la carrera de sismología en 1925 y con ayuda de N.E. Norlund estudió redes sísmicas en Dinamarca y en Groenlandia. En 1928, fue nombrada primera jefa del departamento de sismología del recién creado «Real Instituto Geodésico danés», un cargo que mantuvo durante 25 años.
En 1928 se aprobó el examen para la geodesia aceptar su posición como una geodésica de estado y jefe del departamento de sismología del Instituto Geodésico de Dinamarca, dirigida por Nørlund. Fue la primera persona en postular que el núcleo interno de la Tierra está dividido en dos partes: una esfera interna sólida y una capa de consistencia líquida que envuelve a la anterior. La diferencia entre las dos partes del núcleo se había puesto de manifiesto por la distinta velocidad de las ondas P durante los movimientos sísmicos al atravesar dicha parte sólida. Otros sismólogos que habían estudiado este fenómeno, como Beno Gutenberg, Charles Richter y Harold Jeffreys llegaron posteriormente a aceptar y seguir el hallazgo de Lehmann. En términos sencillos, la existencia de una parte sólida en el interior del núcleo líquido se manifiesta en el hecho de que las ondas P (ondas primarias en el registro sismológico) sufren una desviación y cambio de velocidad (se aceleran) al atravesar hacia el interior la discontinuidad que separa las dos partes del núcleo. A dicha discontinuidad se le ha llamado discontinuidad de Bellon, de Wiechert-Lehmann-Jeffrys o discontinuidad de Lehmann, en su honor, aunque generalmente se hace referencia a la discontinuidad de Lehmann a la que existe a unos 190-220 km de profundidad en el manto que también fue descubierta por Lehmann.

En 1936 publicó el documento que selló su lugar en la historia de la geofísica. Conocido simplemente como «P'» (P-prima),5 contenía la descripción de una nueva discontinuidad sísmica en la estructura de la Tierra, que ahora se conoce como la discontinuidad de Lehmann, separando el núcleo externo del núcleo interno.
En 1971, ganó la Medalla William Bowie, la máxima distinción de la Unión Geofísica Americana por sus descubrimientos fundamentales en el campo de la geofísica, entre otras distinciones, siendo la primera mujer en recibir dicho galardón.

 

La mujer que desmontó la teoría de la Tierra hueca de Julio Verne 

abc.esabc_es
Día 13/05/2015


Inge Lehmann dedujo que en el centro de nuestro planeta existe una parte sólida dentro de la líquida y con ello desacreditó la teoría de la Tierra hueca, recreada por Julio Verne en 1864 en su obra «Viaje al centro de la Tierra»

A Inge Lehmann, una sismóloga danesa, se le debe la concepción actual de cómo es núcleo de la Tierra. Fue ella quien dedujo que en el centro de la Tierra hay una parte sólida dentro de otra líquida, una realidad muy distinta a la que imaginó Julio Verne para Otto Lidebrock y su sobrino Axe en su famosa novela «Viaje al centro de la Tierra».

El núcleo interno y el núcleo externo.
Dos partes que Inge Lehmann estableció en 1936 con la publicación de un documento que le valió para entrar en la historia de la geofísica. Conocido como «P», contenía una nueva discontinuidad sísmica en la estructura de la Tierra que pasó a llamarse desde entonces discontinuidad de Lehmann. El hallazgo provocó un giro de 180 grados en su campo, ya que demostraba que el planeta no es una esfera compacta e inactiva, sino todo lo contrario.
Con ello desacreditó la teoría de la Tierra hueca, recreada por Julio Verne en 1864 en su «Viaje al centro de la Tierra». El escritor galo fue capaz de amoldar un mundo aparte de la realidad y 70 años después, Inge Lehmann le demostró su error.
Hoy día ya sabemos que el núcleo terrestre es una bola sólida de hierro, de un diámetro similar a la Luna, bañada en una capa externa de aleación de hierro fundido del tamaño de Marte. Este fluido actúa como una especie de lubricante que permite al núcleo interno moverse libremente respecto al resto del planeta.


Universidad de chicago. Estructura de la Tierra: corteza, manto y núcleo
Lo que no acertó a adivinar Inge Lehmann fue la temperatura del núcleo terrestre. El baremo de la danesa de entre 2.727 y 4.727 grados pasó a ser de cerca de 6.000 hace dos años, según el estudio dirigido por la organización nacional francesa de investigación científica (CEA) y publicado en la revista «Science».
Una pionera
Inge Lehmann creció con el campo de la sismología, convirtiéndose en una pionera entre las mujeres y los científicos. Fue a la escuela mixta dirigida por la tía de Niels Bohr, donde los alumnos estudiaban los mismos temas, independientemente de si eran niños o niñas.
En 1920 obtuvo su título en matemáticas después de 12 años de 12 años de estudios de pregrado y postgrado en la Universidad de Copenhague y de Cambridge. Después empezó la carrera de sismología en 1925 y con ayuda de N.E. Norlund estudió redes sísmicas en Dinamarca y Groenlandia. En 1928, fue nombrada primera jefa del departamento de sismología del recién creado Real Instituto Geodésico danés, un cargo que mantuvo durante 25 años y que todavía mantenía cuando publicó «P».