Sunday, April 19, 2015



El Día de la Tierra es un día celebrado en muchos países el 22 de abril.

Su promotor, el senador estadounidense Gaylord Nelson, instauró este día para crear una conciencia común a los problemas de la superpoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra. Es un día para rendir homenaje a nuestro planeta y reconocer a la Tierra como nuestro hogar y nuestra madre, así como lo han expresado distintas culturas a lo largo de la historia, demostrando la interdependencia entre sus ecosistemas y los seres vivos que la habitamos.

«Hago un llamamiento a que todas las personas del mundo alcen su voz y hablen en nombre de este planeta, nuestro único hogar. Cuidemos de la Madre Tierra para que esta pueda seguir cuidando de nosotros como lo ha hecho durante milenios»

Mensaje del Secretario General, Ban Ki-Moon

Día de la Madre Tierra 2015:  

«Llegó el momento de asumir el liderazgo.2015- El 45 aniversario del Día Internacional de la Madre Tierra podría ser un momento decisivo para la causa medioambiental. Es el año en que el crecimiento económico y la sostenibilidad se dan la mano. Es el año en que los líderes mundiales acuerdan finalmente un tratado vinculante sobre el cambio climático. Es el año en que los ciudadanos y las organizaciones dejan de invertir en combustibles fósiles para centrar su atención en las energías renovables. No será un camino fácil pero sí el único para salvaguardar el futuro de nuestro. El Día Internacional de la Madre Tierra es un recordatorio de que nuestro planeta necesita que todos y cada uno de nosotros se comprometa con esta causa y contribuya a avanzar en la dirección correcta. Llegó el momento de asumir el liderazgo para que nuestros líderes puedan seguir nuestro ejemplo. Para muchos, el cambio climático es un problema lejano pero la realidad es que ya está afectando las vidas de comunidades enteras, animales y personas de todo el mundo. El mundo necesita un cambio profundo. Este 22 de abril es una oportunidad para impulsar el Día Internacional de la Madre Tierra y mostrar a nuestras comunidades y a nuestros líderes que queremos nuevas acciones encaminadas a luchar contra el cambio climático. Llegó la hora de tomar la iniciativa.

En 2015, redefinamos el concepto de progreso.

Desarrollo sostenible
Mil millones de personas todavía viven con menos de 1,25 dólares diarios. Uno de los puntos más delicados de la propuesta de tratado es el referente a la negativa por parte de los países en vías de desarrollo de renunciar a su crecimiento económico, pese al coste medioambiental, ya que Estados Unidos y otros países industrializados son los que más contaminan el planeta con su actividad.

Movimientos de base
Marcar la diferencia

Más de 400.000 personas se unieron en septiembre pasado en Nueva York para la marcha a favor del cambio climático más masiva convocada hasta la fecha. Esta iniciativa tuvo repercusiones mundiales y los participantes pidieron a los líderes mundiales que reconocieran las consecuencias catastróficas que tiene el cambio climático sobre el planeta.

Llegó la hora de un tratado
En los últimos 20 años, se han hecho varios intentos fallidos para alcanzar un tratado internacional para la reducción de los efectos del cambio climático. En 1997 se alcanzó el primer acuerdo internacional sobre esta cuestión, el Protocolo de Kyoto. Estados Unidos, uno de los países que más contamina, no lo ratificó. Desde entonces, se han celebrado varias cumbres internacionales y se han hecho muchos esfuerzos por alcanzar un consenso y ninguno ha tenido éxito.
Antecedentes

El mundo ha respondido con lentitud a las emergencias generadas por el calentamiento de la Tierra y los daños que nuestra imprudencia está causando a nuestro planeta. Allá por 1972, cuando los ecologistas eran considerados un grupo marginal, celebramos en Estocolmo la primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano. Ésta representó el inicio de un proceso de concienciación mundial acerca de la interdependencia que existe entre los seres humanos, las demás especies vivas y nuestro planeta.

El Día Internacional de la Madre Tierra promueve una visión del planeta como la entidad que sustenta a todos los seres vivos de la naturaleza. Rinde homenaje específicamente a la Tierra en su conjunto y al lugar que ocupamos en ella. El Día Internacional de la Madre Tierra no tiene por objetivo reemplazar otros actos, como el Día de la Tierra que se celebra en muchos países desde los años setenta, sino reforzarlos y reinterpretarlos sobre la base de los cambiantes desafíos que enfrentamos.

En el año 2009, en su octavo período de sesiones, el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas solicitó a los relatores especiales pa ra que prepararan un estudio sobre la aplicación de la resolución 63/278 de la Asamblea General teniendo en cuenta, entre otras cosas, la necesidad de respetar y reconocer los derechos de la Madre Tierra. En su noveno período de sesiones, el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas discutirá los resultados del estudio, así como la labor hacia el establecimiento de una Declaración sobre los Derechos de la Madre Tierra.

Armonía con la Naturaleza

En 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra. Al hacerlo, los Estados Miembros reconocieron que la Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar común, y expresó su convicción de que es necesario promover la armonía con la naturaleza con el fin de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales del presente y futuro generaciones. El mismo año, la Asamblea General aprobó su primera resolución sobre Armonía con la Naturaleza.

La Asamblea General ha reconocido ampliamente que el agotamiento mundial de los recursos naturales y la rápida degradación del medio ambiente son el resultado de los patrones de consumo y producción insostenibles que han conducido a consecuencias adversas, tanto para la Tierra y la salud y el bienestar general de la humanidad. La comunidad científica ha documentado evidencia de que nuestra forma de vida actual, en particular, nuestros patrones de consumo y producción, ha afectado gravemente a la capacidad de carga de la Tierra.

La pérdida de la biodiversidad, la desertificación, el cambio climático y la interrupción de una serie de ciclos naturales son algunos de los costos de nuestro desprecio por la naturaleza y la integridad de sus ecosistemas y procesos que sustentan la vida. Tan reciente trabajo científico sugiere, una serie de límites planetarios están siendo transgredida y otros están en riesgo de ser lo que en un mundo como hasta ahora. Desde la revolución industrial, la naturaleza ha sido tratada como una mercancía que existe en gran parte para el beneficio de la gente, y los problemas ambientales se han considerado como solucionable a través del uso de la tecnología. Con el fin de satisfacer las necesidades básicas de una población en crecimiento dentro de los límites de los recursos finitos de la Tierra, hay una necesidad de diseñar un modelo más sostenible para la producción, el consumo y la economía en su conjunto.

La elaboración de un nuevo mundo requerirá una nueva relación con la Tierra y con la propia existencia de la humanidad. Desde 2009, el objetivo de la Asamblea General, al aprobar sus cinco resoluciones sobre "Armonía con la Naturaleza ', ha sido definir esta relación recién descubierta en base a una relación no antropocéntrica con la Naturaleza. Las resoluciones contienen diferentes perspectivas sobre la construcción de un nuevo paradigma, no antropocéntrica en la que la base fundamental para la acción bien y el mal en relación con el medio ambiente se basa no sólo en las preocupaciones humanas. Un paso en esta dirección se reafirmó aún más en el documento final de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (2012), titulado "El futuro que queremos":

"Reconocemos que el planeta Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar y que la" Madre Tierra "es una expresión común en varios países y regiones, y tomamos nota de que algunos países reconocen los derechos de la naturaleza en el contexto de la promoción del desarrollo sostenible ".


No comments: