Friday, March 06, 2015

Serie "Una vista a los Volcanes de Chile".

Trabajo preparado por el CENCIENTECNO
Área: CENCIENTECNO: CIENCIAS DE LA TIERRA
 

Blog: http://sismologiaeducativa.blogspot.com/
Material a presentar en 8 capítulos.

Glosario volcánico: 

Avalancha volcánica: Flujo constituido por fragmentos rocosos, generado a partir de un deslizamiento por colapso repentino del flanco de un volcán durante una erupción violenta.

Caldera: Depresión circular o elíptica de más de 1 km. de diámetro formado por el colapso de una estructura preexistente durante una erupción de gran magnitud.

Cono de escorias: Pequeño volcán formado por piroclastos porosos de composición basáltica o andesítico-basáltica

Cono adventicio: Centro de emisión de piroclastos y lava ubicado en el flanco de un volcán que se caracteriza por tener la misma fuente alimentadora de magma que el volcán.

Cota: Altura de un punto con respecto a un plano horizontal, que puede ser el nivel medio del mar u otro plano de referencia.

Cráter: Depresión, abertura u orificio, usualmente circular, por donde son emitidos los piroclastos y/o lava durante una erupción.

Domo Volcánico: Cúpula formada por emisión de lavas viscosas de bloques. Puede tener cráteres en la cima. Sus laderas son inestables y, a menudo, se producen deslizamientos de rocas.

Epicentro: Punto en la superficie de la Tierra ubicado directamente sobre el foco o hipocentro.

Erupción volcánica: Emisión de lava, gases y/o expulsión de piroclastos desde un cráter volcánico. Esta puede ser tranquila a explosiva, lo que depende de la composición del magma y de la cantidad de gases y vapor de agua presente.

Estratovolcán o volcán mixto: Volcán formado por una alternancia de lavas y depósitos piroclásticos, y construido por erupciones sucesivas desde un centro de emisión principal.

Estratovolcán compuesto: Edificio volcánico mayor formado por una alternancia de lavas y depósitos pirocláticos, y construido por erupciones sucesivas desde dos o más centros de emisión principales.

Falla: Es la superficie de contacto entre dos bloques que se desplazan en forma diferencial uno con respecto al otro. Se pueden extender espacialmente por varios cientos de km. y en forma temporal por varios millones de años. Una falla activa es aquella en la cual ha ocurrido desplazamiento en los últimos 2 millones de años o en la cual se observa actividad sísmica.

Flujo de bloques y cenizas: corriente de rocas y partículas de tamaño ceniza, que resulta del derrumbe lateral de un domo en formación o del frente de escarpado de una lava de bloques en movimiento.

Flujo piroclástico: Nube eruptiva formada por piroclastos calientes y gases, transportados por gravedad, como una corriente densa movilizada a nivel del suelo. La mayoría se origina por el colapso de una columna eruptiva explosiva cargada de partículas. Puede desplazarse a altas velocidades (sobre 100 km/h) encauzado a lo largo de los sistemas de drenaje, aunque algunos tienen energía suficiente para remontar obstáculos topográficos de fuerte relieve.

Fumarola: Abertura a través de la cual se emiten gases volcánicos y vapor de agua, con predominio de los primeros. Las fumarolas descargan a la atmósfera compuestos químicamente activos, tales como CO2, SO2, HCl, HF, los cuales, dependiendo de su concentración, pueden alcanzar niveles tóxicos.

GPS (Sistema de Posicionamiento Global): Consiste en un sistema satelital desarrollado por Estados Unidos que consta de una red de 24 satélites operativos que orbitan la tierra a unos 25 mil km. de la Tierra. En forma simultánea, el receptor, capta las señales de al menos cuatro satélites, traduciendo dicho código en la posición de la antena receptora y una referencia temporal de dicho punto.

Hipocentro: Punto en el interior de la Tierra en el cual se da inicio al sismo.

Índice de Explosividad Volcánica (IEV): Escala de magnitud del grado de explosividad (entre 0 y 8) , que combina el volumen de los productos explosivos emitidos y la altura de la columna eruptiva, entre otras características descriptivas de la erupción.

Lahar: Flujo de barro constituido de materiales volcánicos, cuyo agente de transporte es el agua. Se puede formar debido a la fusión violenta de nieve y/o hielo provocada por el calor de lavas o flujos piroclásticos durante una erupción volcánica o por el arrastre de depósitos volcánicos no consolidados producidos durante lluvias intensas o ruptura violenta de un lago o laguna.

Lava: Término que se aplica al magma cuando emerge a la superficie durante una erupción volcánica desde un cráter o fisura y fluye por gravedad. Corresponde al material incandescente (hasta 1.250ºC) que forma coladas o corrientes relativamente viscosas.

Magma: Material rocoso fundido, formado por un agregado de líquido, gases y cristales que se genera en el manto y/o al interior de la corteza terrestre. Cuando emerge a la superficie da origen a los procesos volcánicos.

Megacaldera: Depresión circular o elíptica de varios kilómetros de diámetro formada por colapso de una estructura preexistente durante una erupción de gran magnitud (IEV mayor a 6).

Peligro o amenaza volcánica: Probabilidad de ocurrencia de un evento potencialmente desastroso durante un cierto periodo de tiempo en un sitio dado. Se asocia a un fenómeno físico latente de origen volcánico que puede presentarse o afectar un sitio específico en un tiempo determinado.

Piroclasto: Fragmento incandescente eyectado a la atmósfera durante una erupción volcánica explosiva. De acuerdo a su tamaño (diámetro) se clasifica en ceniza (menos de 2 mm.), lapilli (entre 2 y 64 mm.), bloques (fragmentos angulosos, más de 6,4 cm.) o bombas (fragmentos fusiformes o esféricos, más de 6,4 cm.).

Profundidad: Es la distancia vertical entre el (Hipocentro) y el (Epicentro) del Evento Sísmico.

Réplicas: Después que se produce un terremoto grande, es posible esperar que ocurran muchos sismos de menor tamaño, en la vecindad del hipocentro del sismo principal. A estos pequeños temblores se les denomina réplicas. Algunas series de réplicas duran largo tiempo, incluso superan el lapso correspondiente a un año (para los eventos de Alaska 1964, Chile 1960). La zona que cubre los epicentros de las réplicas se llama "área de réplicas" y sus dimensiones, principalmente de las réplicas tempranas (uno a tres días de ocurrido el evento), son una indicación del tamaño de la falla asociada con el terremoto principal.

Sismo: Corresponde al proceso de generación de ondas y su posterior propagación por el interior de la Tierra. Al llegar a la superficie de la Tierra, estas ondas se dejan sentir tanto por la población como por estructuras, y dependiendo de la amplitud del movimiento (desplazamiento, velocidad y aceleración del suelo) y de su duración, el sismo producirá mayor o menor intensidad.

Tsunamis: Los terremotos muy grandes, cuyas zonas de ruptura están bajo el mar o en las cercanías de la costa, producen cambios de elevación en la superficie y el fondo oceánico. Estos cambios generan olas que se propagan a partir del epicentro y que pueden alcanzar alturas de varias decenas de metros sobre el nivel normal del mar. Estas olas se llaman "tsunamis", término derivado del japonés que significa literalmente ola de bahía. Este término es aceptado internacionalmente para designar marejadas producidas por impulsos en masas de agua y corresponde a lo que en Chile se denomina maremoto o salida de mar.

Volcán de escudo: Tipo de estructura volcánica de base amplia y flancos de baja pendiente (4-6º), formado generalmente por lavas fluidas emplazadas durante erupciones con altas tasas de emisión.

Volcán fisural: Centro o conjunto de centros alineados y conectados entre sí, y que, usualmente, emiten lavas fluidas y de alta temperatura. Alcanzan desde decenas de metros hasta varios kilómetros de largo.

* Elaborado con información de el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y el Servicio Sismológico de la Universidad de Chile.
Fuente: http://www.emol.com/especiales/volcanes/chile.htm


Sólo en Chile hay más de 2.900 volcanes, de los cuales 80, según expertos, registran actividad. Además, el territorio nacional posee el 15% de todos los volcanes activos del mundo. Entre todos destaca el Villarrica, con 64 erupciones a lo largo de su "activa" historia.

Según especialistas, se estima probable que del total de 80 volcanes activos, 42 pueden entrar en erupción en el futuro inmediato; es decir, a partir de ahora y hasta 200 años más; otros 16 en los próximos nueve mil años y otros 20 en varias decenas de miles de años más.

Entre los más activos figuran: el Láscar, en el norte, y especialmente en la zona centro sur, los volcanes Chillán, Antuco, Cayaqui, Copahue, Sollipulli, Villarrica, Llaima, Lanín, Lonquimay, Mocho, Choshuenco, Puyehue, Antillanca, Osorno, Cabulco, Hudson, entre otros.

Así, nuestro territorio constituye un laboratorio natural para su estudio, debido a la gran cantidad, diversidad y características de esos complejos geológicos a lo largo del cordón andino.

Qué hacer en caso de erupciones volcánicas.
Quienes habitan en la zona de un volcán, que alguna vez haya hecho erupción, deben considerar estos peligros en los planes locales de seguridad que desarrollan las municipalidades.

Previo a una erupción comienza un aumento gradual en la actividad volcánica, por lo que se debe mantener la calma y tener en cuenta las siguientes consideraciones.

- Participar en los planes de preparación y conocimiento de las rutas de evacuación.

- Mantenerse informado sobre el desarrollo de la actividad del volcán.

- No acercarse a las zonas de riesgo establecidas previamente por las autoridades. Mantenerse alejado de fondos de valles y quebradas, para evitar posible lahares o crecidas.

- Disponer siempre una reserva de elementos básicos como agua potable, alimentos no perecibles y enlatados, botiquín de primeros auxilios, linternas y radios con pilas frescas para escuchar oportunamente las orientaciones de los expertos.

En caso de erupción:
- Limpie la ceniza acumulada en los techos y rendijas de puertas y ventanas.

- Reúnase con su familia en un lugar seguro y preste atención especial a niños, adultos mayores y personas enfermas.

- Los depósitos de agua y alimentos deben ser cubiertos para evitar contaminación.

- Si vive en zona rural, coloque a resguardo a los animales, trasladándolos a zonas más seguras.

- Si fuera necesario evacuar una vivienda, llevar documentación, vestuario adecuado y medicamentos habituales.

- Si hay abundante caída de ceniza, utilice mascarillas, toallas y pañuelos humedecidos para respirar.

- Evitar usar vehículos por la baja visibilidad y si lo hace conducir lentamente.
 

Categorías de volcanes
Para entender mejor las características de los volcanes chilenos, el país se puede dividir en cuatro zonas: Volcanes del Norte Grande, Volcanes del Centro Sur, Volcanes Australes y Volcanes Insulares.

En general, los volcanes del Norte Grande son, en la actualidad, menos activos que los del centro sur. Sólo unos pocos presentan casquetes de hielo que pueden originar lahares y la gran mayoría están ubicados en la alta puna, alejados de los centros poblados. Predominan las erupciones de los tipos vulcaniano y pliniano.

En el Centro Sur se encuentran los volcanes más activos del país, el Llaima y el Villarrica. La mayoría presenta gruesos y extensos casquetes de hielo, en consecuencia los lahares son frecuentes. Estudios geológicos revelan que en tiempos prehistóricos no muy lejanos, hubo en estas zonas erupciones muy violentas, acompañadas de torrentes de cenizas incandescentes y voluminosos lahares que se extendieron por el valle longitudinal y alcanzaron hasta la cordillera de la costa. En Talca, por ejemplo, los depósitos de ceniza alcanzan varios centímetros de espesor y en Osorno, el depósito lahárico sobre el cual fue construida la ciudad tiene 70 centímetros de espesor. Predominan erupciones de tipo estromboliano, vulcaniano y pliniano.

Los volcanes Australes se caracterizan por presentar gruesos casquetes de hielo que han originado grandes lahares (Hudson). Sin embargo, la mayoría están localizados fuera de zonas pobladas (Huequi, Aguilera, Lautaro, Burney). Predominan las erupciones de tipo vulcaniano.

Respecto a las islas chilenas del Pacífico todas son volcánicas. Erupciones submarinas se han reportado cerca de Juan Fernández, San Félix y San Ambrosio. Dentro de los insulares se encuentran los del Territorio Antártico chileno y entre ellos destaca la "gran caldera" de la Isla Decepción, muy activa en los últimos tiempos. Predominan erupciones de los tipos vulcanianos y vulcaniano submarino.
 

Tipos de erupciones
- Hawaianas: Erupciones tranquilas, no explosivas, de magmas muy fluidos y pobres en sílice. Consistentes principalmente en flujos de lavas poco viscosas. Por lo general, la columna eruptiva es inferior a 1.000 metros.

- Estrombolianas: Estas erupciones pueden o no presentar coladas de lava, pero sí eyección de piroclastos tipo escoria. Producen columnas eruptivas de hasta 5 kilómetros de altura.

- Vulcanianas: En estas erupciones, la columna de piroclastos es de mediana altura, entre 5 y 15 kilómetros, esencialmente en las fases iniciales, que arrojan escaso material lávico entre los fragmentos y bloques de las rocas que constituyen el tapón del cráter.

- Plinianas: Son altamente explosivas, el típico material eyectado es pómez, característico de magmas muy ricos en sílice. En este tipo de erupción, la columna puede alcanzar hasta unos 40 kilómetros de altura (ejemplo: erupción del volcán Hudson en 1991).
La actividad volcánica presenta una amplia gama de eventos eruptivos que pueden presentar amenazas directas e indirectas de distinta magnitud. Los estudios científicos de estas amenazas, los efectúa el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) del Ministerio de Minería, y las respectivas Universidades regionales de las zonas donde el riesgo volcánico está presente.

Todos los registros sobre erupciones volcánicas en Chile presentan un cuadro más o menos similar, en el cual se consigna la ocurrencia de algunos fenómenos premonitorios como la emanación de humo en un cráter que parecía inactivo o la aparición de un nuevo cráter.

Esto puede durar algunos días, semanas e incluso años, hasta que una serie de temblores y ruidos subterráneos preceden a la salida de cenizas y lava, la que escurre entre 5 y 100 km/h, dependiendo del desnivel geográfico, siguiendo habitualmente las quebradas del área y desembocando en cauces de ríos o lagos. La fase eruptiva ha durado desde algunas semanas, hasta cinco o más años.

Los daños en cuanto a vidas humanas, por lo tanto, no han sido tan trágicos como en el caso de los terremotos o tsunamis, ya que la población usualmente alcanza a ponerse a salvo. Dependiendo de la estación en que la erupción ocurra, se pueden producir deshielos acelerados y avalanchas, que son los que han provocado más víctimas que la lava misma.

Los daños materiales, en cambio, suelen ser cuantiosos, tanto en la agricultura como en la ganadería. El ganado puede sufrir una gran mortalidad por no alcanzar a huir de la lava o porque la lluvia de cenizas cubre la tierra, provocando ya sea la asfixia de los animales o su muerte por incapacidad de alimentarse.
 

Tipos de volcanes
Según la forman que presentan, los volcanes pueden clasificarse principalmente en cuatro categorías.

Volcanes en escudo o domos basálticos
Se forman donde la lava basáltica es expelida en forma fluida y, aunque pueden lograr gran altura, tienen bases tan amplias que no les corresponde adecuadamente la denominación de conos. Los volcanes hawaianos son ejemplos excelentes de volcanes en escudo. La gran pila de material volcánico que se eleva 9144 m por arriba del fondo oceánico para formar las islas Hawái, es un complejo de escudos volcánicos uno arriba del otro, con el Mauna Loa como el último que se ha formado. En este tipo de volcanes es común la expulsión lateral de lava a través de fisuras radiales, aunque en las primeras etapas de su desarrollo la mayor parte de la erupción se produce por orificios centrales.

Conos de Ceniza se forman donde las erupciones son de tipo explosivo con predominio de materiales piroclásticos. El crecimiento de un cono de ceniza comienza alrededor del cráter con un anillo circundante de detritos piroclásticos compuestos de ceniza, lapilli y materiales más gruesos. Esto se denomina anillo de toba, particularmente cuando está compuesto de materiales de tamaño fino. Los conos de ceniza raramente logran alturas superiores a los mil metros. Un ejemplo de este tipo de volcanes es el anillo de toba de Koko Head, en la isla Oaku, Hawái.

Volcanes compuestos o estratovolcán poseen una estructura que atestigua períodos alternantes de erupciones explosivas y erupciones tranquilas. Muestran una estratificación grosera producida por la alternancia de mantos de lava y de material piroclástico. La lava intrusada en fisuras se solidifica formando diques; si ha sido inyectada entre capas de materiales fragmentarios de eyección, constituye filones capa. Las corrientes de lava aisladas que salen del cráter o por fisuras laterales pueden formar extensiones semejantes a lenguas y se denominan coladas. La mayoría de los grandes volcanes del mundo son compuestos. Ejemplos de estos son el Vesubio en Italia, el Llaima y Villarrica en Chile, el Cotopaxi en Ecuador y el Fujiyama en Japón.

Conos Basálticos son raros, y probablemente sean más bien bajos debido a la gran fluidez de la lava basáltica. Ejemplos de este tipo de volcán son el Rangitoto, en Nueva Zelandia y el Skajaldbreit, en Islandia.
 

Niveles de alerta
Afortunadamente, las erupciones volcánicas son procesos que, en la mayoría de los casos, se anuncian con bastante anticipación, incluso varios días, semanas, meses y hasta incluso años.

Las señales que advierten una erupción son principalmente de tres tipos, basándose en que son perceptibles por el ser humano, algunos animales o sólo por instrumentos especializados.

Cuando se pueden percibir directamente por los humanos, los indicadores son variados y de distinta índole, aunque los más comunes son:

- Ruidos subterráneos en un radio menor a 15 kilómetros,
- Sismos locales a menos de 20 km. del volcán,
- Aumento o cambios de color en fumarolas,
- Aparición de nuevas emisiones,
- Deformación del terreno en sectores cercanos al volcán,
- Aparecimiento anómalo de resplandores rojizos en el cráter,
- Pequeñas explosiones con algo de emisión de cenizas (erupciones débiles),
- Manchas negras en la superficie de la nieve (si es que la hay),
- Aumento de la temperatura en algunos esteros que descienden del volcán,
- Crecidas súbitas fuera de época, de los ríos y esteros que descienden del volcán,
- Aparecimiento de nuevas grietas en los glaciares,
- Pequeñas avalanchas de nieve y/o derrumbes en las laderas del volcán y
- Percepción anómala de gases sulfurosos.

No obstante, el Observatorio Volcanológico (Ovdas) del Sernageomin, advierte que en muchos casos, cuando estas señales ocurren es probable que una erupción mayor tenga lugar pronto.

En cuanto a los animales, según indica Ovdas, se ha observado que ciertas especies pueden sentir señales que escapan a la percepción humana, como por ejemplo, vibraciones atmosféricas y subterráneas, olores de gases y otras aún desconocidas.

Finalmente, los instrumentos como los sismógrafos, inclinómetros y GPS de precisión, son los que, a la fecha, han entregado los mejores pronósticos. En efecto, los sismógrafos pueden registrar sismos instrumentales como los tremors, los cuales son excelentes indicadores. La ventana de tiempo es, en este caso, mucho mayor que la percepción humana, permitiendo establecer alertas con bastante anticipación.

Los inclinómetros electrónicos y los GPS de precisión, por su parte, son instrumentos costosos que permiten detectar movimientos de deformación del orden de milésimas de grado.
 

Semáforo de alerta

La Oficina de Naciones Unidas para ayuda por catástrofes (UNDRO por su sigla en inglés) ha recomendado establecer "estados de alerta" para los distintos escenarios que se enfrentan ante una erupción.

La idea de estos tipos de alerta es tomar medidas, tanto de prevención como mitigación, dentro de la mayor ventana de tiempo posible. Sin embargo, a juicio del suscrito, las señales consideradas para definir los estados de alerta, son algo vagas, incompletas y en algunos casos, no se cuenta con tal información.

Por lo tanto, la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) propone el siguiente cuadro del sistema Semáforo para definir estados de alerta, en base a experiencias de erupciones en Los Andes chilenos.

Alerta Verde:
- Nivel 1:
Señales perceptibles: Sismicidad persistente, lago de lava, explosiones débiles, fumarola permanente.
Tiempo estimado para erupción: Meses o semanas
Recomendaciones a seguir: Informar a las autoridades, agilizar los planes de emergencia. Verificar equipos y materiales de socorro

- Nivel 2:
Señales perceptibles: Sismicidad notablemente aumentada, aumento o desaparición de las fumarolas. Grietas nuevas en Glaciares, ruidos subterráneos, pequeñas explosiones, resplandores rojizos permanentes.
Tiempo estimado para erupción: Meses o semanas.
Recomendaciones a seguir: Informar a las autoridades, agilizar los planes de emergencia. Verificar equipos y materiales de socorro.

Alerta Amarilla:
- Nivel 3:
Señales perceptibles: Explosiones y comienzo de actividad eruptiva permanente. Manchas negras en la nieve y emisión de cenizas. Pequeños derrames de lava. Temblores perceptibles.
Tiempo estimado para erupción: Días o semanas.
Recomendaciones a seguir: Anuncio público de posible emergencia. Movilización para una eventual evacuación en zonas de alto riesgo. Demarcar zona de exclusión.

Alerta Roja:
- Nivel 4:
Señales perceptibles: Erupción de tipo "moderado" de lavas con piroclastos. Formación de lahares.
Recomendaciones a seguir: Evacuación en zonas de alto riesgo. Protección ante caídas de cenizas y lahares.

- Nivel 5:
Señales perceptibles: Erupción violenta de grandes volúmenes de lava, formación de lahares y eventual generación de flujos de piroclastos.
Recomendaciones a seguir: Alerta general en toda la zona demarcada.

 
Una historia de algunas erupciones:

Entre los volcanes cuya erupción provocó víctimas considerables, el primero que resalta es el Huaina Putina, ubicado en Perú, cerca de la frontera chileno-peruana, que el 14 de Febrero de 1600 afectó las ciudades de Arequipa por el norte, hasta Arica. Muchos pequeños pueblos en la senda de la lava fueron destruidos, cobrando muchas víctimas fatales. Se relata que muchos más murieron ya sea suicidándose en la desesperación (colgándose de un árbol o arrojándose al cráter) o como sacrificio para aplacar la furia del volcán (no menos de ochenta habrían sido arrojados al interior del cráter).

El volcán Yate, debido a una avalancha, habría provocado ocho víctimas muertos en un potrero de la desembocadura del Reloncaví, el 14 de Julio de 1896.

El volcán Riñinahue, en Abril de 1907, causó también una avalancha al obstruir el río Pupuhuin, provocando un taco que, al ceder, arrasó casas, bosques y ganado en las zonas de Llifén y Riñinahue, causando más de diez muertes.

En Febrero de 1908 el volcán Llaima hizo erupción provocando una avalancha que llegó hasta Lonquimay, matando una mujer.

En Abril de 1930, aunque el climax ocurrió en 1932, en una de las erupciones más violentas de que se tenga recuerdo, el volcán Quizapú, ubicado al oriente de Linares, arrojó cenizas que cubrieron desde Rancagua a Chillán. También provocaron daños en la agricultura en Mendoza, e incluso cayó ceniza en lugares tan alejados como Buenos Aires, Montevideo y el sur de Brasil. Se formó un enorme hongo de humo que oscureció Rancagua y Curicó, obligando a usar el alumbrado público en pleno día. Los ruidos subterráneos fueron sentidos en un radio de 500 km. No se informó de víctimas fatales.

En Febrero de 1937, la lava del volcán Llaima llegó hasta un sector denominado Santa María de Llaima, matando a dos personas y provocando grandes daños materiales.

Nuevamente el Llaima, en Marzo de 1945 entró en erupción, dañando numerosos poblados vecinos y provocando una avalancha cerca del lago Cólico, matando a ocho personas.

1948 fue el turno del volcán Villarrica. En Abril comenzó a aumentar su actividad, y en Octubre hizo crisis con una gran explosión y con la formación de un enorme hongo, a la vez que millones de toneladas de lava comenzaron a bajar invadiendo las quebradas y llegando a los lagos Villarrica (su nivel subió un metro) y Calafquén. Voipir y Molco Alto, donde residían comunidades indígenas, fueron las más afectadas. El refugio del Sky Club, en los faldeos del volcán, fue totalmente arrasado con dos de sus cuidadoras en su interior. Hubo cerca de 100 víctimas entre muertos y desaparecidos y otros tantos heridos.

Nuevamente el Villarrica, en Marzo de 1964, esta vez de manera violenta, hizo erupción asolando el poblado de Coñaripe. Una avalancha barrió, durante dos horas, casas, hoteles, ganado, sembrados, vehículos y maquinarias de este pueblo de mil habitantes. Sólo dos cadáveres, de las 22 víctimas reportadas, fueron recuperados. Toda la zona de Pucón y Villarrica quedó aislada.

En Agosto de 1971, el Cerro de los Ventisqueros o Cerro Hudson, como era denominado hasta entonces, demostró que era en realidad un volcán y despertó destruyendo el valle Huemules, pequeña localidad de la montaña patagónica de Aisén. Coyhaique, Puerto Aisén, Puerto Cisnes, Balmaceda, Chacabuco, e incluso Comodoro Rivadavia en el lado argentino, fueron invadidos por una espesa nube de cenizas que provocó trastornos oculares y gastrointestinales a la población, además de importantes daños en la agricultura y ganadería.

Ese mismo año, a fines de Diciembre, el volcán Villarrica provocó la peor tragedia en cuanto a víctimas personales, de que se tenga registro. Más de 200 muertos y desaparecidos fue la secuela de muerte y destrucción que dejó un torrente de lava de diez metros de espesor y 200 de ancho que bajó hacia el lago Calafquén arrasando todo a su paso. Pequeños poblados como Coñaripe, Pocura, Traitraico, Quilentué, Llauquén, Chaillupén y parte de Licanray y Llanahue sufrieron sus consecuencias. Pucón y Villarrica fueron invadidos por una nube tóxica que hacía irrespirable el aire. Miles de personas fueron evacuadas.

Principales erupciones registradas en Chile

Villarrica
IX Región de la Araucanía,
2.847 metros de altura
Octubre de 1984
Diciembre de 1971
Marzo de 1964
Marzo de 1963
1949 / 1948
Octubre de 1908
1575 / 1558
(y otras 55 más)

Llaima
IX Región de la Araucanía,
3.124 metros de altura
1956 - 1957
1946
Marzo de 1945
Junio de 1941
1938
Febrero de 1937
Enero de 1933
Febrero de 1908
1872

Lonquimay
IX Región de la Araucanía,
2.865 metros de altura
Enero de 1933
Diciembre de 1989
1887

Antuco
VIII Región del Bío Bío,
2.979 metros de altura
1820
1752
1624

Chillán
VIII Región del Bío Bío,
3.186 metros de altura
1751
1861
1864
Agosto de 1906

Peteroa
VII Región del Maule,
4.100 metros de altura
Febrero de 1837
Diciembre de 1762
1889



Hudson
XI Región de Aysén,
1.905 metros de altura
Agosto de 1991
Agosto de 1971

Puyehue
X Región de Los Lagos,
2.240 metros de altura
Mayo de 1960
1921
1922

Calbuco
X Región de Los Lagos,
2.015 metros de altura
Enero de 1929
Febrero de 1961
Abril de 1917
1893

Quizapú
VII Región del Maule,
Abril de 1932
1847

San José
Región Metropolitana,
5.856 metros de altura
1822

Puntiagudo
X Región de Los Lagos
2.498 metros de altura
Abril de 1930

Descabezado Grande
VII Región del Maule,
3.830 metros de altura
Junio de 1932

Leyendas

Según las creencias mapuches, los volcanes constituían el hogar del Pillán, que era el padre fundador de las razas y linajes, y cuando entraba en erupción era porque desataba su ira por algún comportamiento inadecuado de ellos. No le temían realmente, sino que le profesaban un respeto natural como el de hijos a su padre y lo invocaban con sacrificios y ofrendas para hacerle peticiones de diversa índole. Además de humo, temblores y lava, el Pillán expresaba su ira con los truenos y los relámpagos.
Los incas, por su parte, tenían la costumbre de ofrecer cada año el sacrificio de diez doncellas para evitar la furia del volcán.
¿Por qué el Volcán Tacora se apagó?
Las aguas del mar de Arica eran las predilectas de uno de los incas más famosos del Perú. Todos los años bajaba a la playa rodeado de un séquito cortesano, celebrándose con tal motivo fiestas interminables. Las mujeres más hermosas y divinas se deleitaban en las tranquilas y tibias aguas del puerto, y eran tan bellas, que las sirenas les tenían envidias y celos. Seres marinos acudían también a admirar corte tan vistosa y feliz. En una de aquellas noches de orgía y de locura, sirenas y caballos marinos formaron tal alboroto con las olas, que éstas crecieron y se extendieron en tal forma que arrasaron con inca, doncellas y cautivas.

Desde entonces el Tacora apagó sus fuegos. Miles de aves aparecieron en los aires a contemplar desde arriba una corte tan brillante sepultada en el fondo del mar.
Los Payachatas: El Parinacota y el Pomerame


El Parinacota y el Pomerape, según las leyendas, corresponderían a dos amantes, cuya relación fue prohibida y castigada por alguien que se oponía a su unión, transformándolos en cerros gemelos, que están siempre cerca, mirándose, pero sin poderse tocar. Los signos de actividad que a veces presentan, serían intentos de comunicación entre ellos.


Algunas versiones aseguran que el Parinacota y el Pomerame, que levantan sus cumbres a más de 6.000 metros de altura, guardan un tesoro incaico, esto es: las estatuas de oro de los monarcas, que adornaban los nichos del Templo del Sol, en el Cuzco; las de plata de las reinas, del Santuario de la Luna, y multitud de otras riquezas.

El tesoro de los incas que se salvó del rescate de Atahualpa, está escondido en su cumbre y cuando la montaña está escasa de nieve se ve perfectamente la escalinata que fabricaron los siervos del inca para sepultar las riquezas de su amo en el cono medio trucado del volcán.

Según otra versión, los Payachatas representan a una pareja de enamorados: un príncipe y una princesa de dos tribus antagónicas que quisieron contraer matrimonio. Para evitar esta unión fueron muertos, pero la naturaleza, en venganza de aquello, sepultó a los dos pueblos formando dos lagos: el Chungará y el Cota-Cotani. En el lugar donde fueron enterrados los príncipes se levantaron dos hermosos volcanes: el Parinacota y el Pomerame.

La Leyenda Del Licancabur
LA DERROTA DEL VOLCÀN CAPRICHOSO

Hace mucho tiempo atrás, los cazadores y recolectores de la zona de Atacama, solían hacer una vez al año sacrificios al volcán Licancabur. Elegían a una de sus mujeres para regalárselas al Licancabur, que era temido como un dios poderoso y caprichoso. Los sacrificios de mujeres acabaron cuando un joven fuerte y valiente desafió al volcán. Después de sufrir varios días y noches con temblores y tormentas, logró llegar hasta la misma cima, a seis mil metros de altura. Con esta hazaña se formó un lago, donde los pueblos cazadores comenzarían a enterrar a sus muertos. Cuenta la leyenda que en esta laguna hay muchos tesoros, producto de los tributos con que los atacameños enterraban a sus muertos y ofrendaban al volcán.

Fuente: Gómez Parra, Domingo, Cuentos de nuestra tierra, Instituto de Investigaciones Antropológicas, Universidad de Antofagasta, 1994.
 

Links

Servicio Nacional de geología y Minería : http://www.sernageomin.cl
Organismo dependiente del Estado cuya misión es producir y proveer información, productos y servicios especializados en el ámbito de la minería y la geología.

Servicio Sismológico de la Universidad de Chile : http://sismologia.cl/
Índice de sismicidad mensual, anual desde 1964, historia, terremotos históricos y una interesante sección de divulgación se puede encontrar en esta página.


Observatorio Vocanológico de los Andes del Sur (Ovdas) :

http://www.sernageomin.cl/volcan-observatorio.php

Dependiente del Sernageomin, este Observatorio reúne información sobre los principales volcanes de Chile, así como una serie de datos útiles tanto para profesionales como para público general.

Proyecto de observación del Volcán Villaricca : http://www.povi.cl/
Seguimiento de la actividad volcánica del Villarica


http://www.emol.com/especiales/terremotos/index.htm

Chile Administrativo
XV REGIÓN: ARICA Y PARINACOTA
(2 provincias - 4 comunas)
1. PROVINCIA : Arica

COMUNAS : 2
Arica
Camarones
2. PROVINCIA : Parinacota

COMUNAS : 2 Putre
General Lagos
 
I REGIÓN: TARAPACÁ
(2 provincias - 7 comunas)

3. PROVINCIA : Iquique

COMUNAS : 2 Iquique
Alto Hospicio
4. PROVINCIA : Tamarugal

COMUNAS : 5 Pozo Almonte
Camiña
Colchane
Huara
Pica

No comments: