Thursday, October 23, 2014


Tres tormentas solares protagonizó nuestra estrella el 22 de octubre.
 
Fueron acompañadas de ráfagas de ondas de radio que potencialmente bloquearon por una hora las comunicaciones en algunos sectores

Una tormenta solar de rayos X moderada, que pasado el mediodía se repitió con fuerza, afectó a la Tierra el 22 de octubre.
El Sol se activó a las 1:16, hora UTC, con una llamarada que alcanzó su mayor intensidad a la 1:59, de un nivel M 8,7 (M=moderado), para finalizar minutos más tarde, a las 2:28 a.m. Esto se repitió a las 5:17 de la mañana, alcanzando un nivel M 2,7; también de nivel moderado, pero menor, informó el Centro de Clima Espacial de la Administración Oceanográfica y Atmosférica (NOAA), de Estados Unidos.

Más tarde, a las 14:02 se inició una fuerte llamarada que alcanzó su mayor intensidad a las 14:28, de clase X 1,6, (X=nivel Fuerte), la cual finalizó a las 14:50.
Éstas fueron acompañadas de ráfagas de ondas de radio indicadoras de que a la vez se estaba produciendo una eyección de masa coronal (CME) del Sol. Estas partículas estelares expulsadas con fuertes vientos podrían alcanzar la Tierra en los próximos días, ya que se produjeron en la cara que da a la Tierra, sin embargo el equipo de NOAA aclaró que "hasta el momento ninguno de los CME asociados con estos eventos se espera que sean geoeffective".

Junto a la última tormenta solar sucedió por la tarde un bloqueo de las comunicaciones de nivel fuerte (R3, en la escala de R1 a R5, donde R5 es el más intenso), que afectó principalmente a las partes iluminadas por el Sol, por cerca de una hora.
Las primeras dos llamaradas fueron más cercanas a la zona central del Sol frente a la Tierra, y la última, entre el centro y el costado derecho.
Las partículas de plasma solar que alcancen a la Tierra pueden causar alguna tormenta geomagnética o hermosas y coloridas auroras. 

Las tormentas geomagnéticas se producen cuando las cargas activas de las partículas golpean el campo magnético que rodea a la Tierra. Esto puede afectar a las comunicacionales, los radares e incluso los sistemas de los satélites, o bien alterar las redes eléctricas en las altas latitudes terrestres, informó NOAA.

Otra tormenta solar fuerte se registró el 19 de octubre, causando en los pasados días tormentas geomagnéticas menores.



 
Llamaradas y eyecciones de masa solar no son lo mismo. Además tienen efectos diferentes en la Tierra.

 
Por Anastasia Gubin - La Gran época
Durante las tormentas solares nuestra estrella sorprende a veces lanzando llamaradas y eyecciones de masa coronal con explosiones gigantescas de energía. Ambos fenómenos no son lo mismo destacó la NASA en un informe del 22 de septiembre y explicó las diferencias.
"Los dos fenómenos a veces ocurren al mismo tiempo - de hecho las llamaradas más intensas estarán casi siempre correlacionadas con las Eyecciones de Masa Coronal (CME) - pero emiten diferentes cosas, se ven y viajan de manera diferente, y tienen diferentes efectos en los planetas", destacó la agencia espacial estadounidense.
 
Los campos magnéticos del Sol están en continuo movimiento y se contorsionan, entonces al igual que una goma retorcida de pronto se liberan en forma explosiva y conducen grandes cantidades de energía al espacio. Cuando esto sucede en la cara solar que se encuentra frente a la Tierra, las ráfagas o partículas emitidas pueden alcanzar a nuestro planeta.
Los científicos de la NASA definen a la llamarada solar como un repentino destello de luz, que puede durar de minutos a horas y contiene enormes cantidades de energía.
"Viajando a la velocidad de la luz, la luz de una llamarada solar tarda ocho minutos para alcanzar la Tierra. Parte de la energía liberada de la antorcha también acelera partículas de muy alta energía que pueden llegar a la Tierra en decenas de minutos", señala el informe.
Desde la liberación de las contorsiones magnéticas la explosión también arroja materia solar al espacio. "Estas son las Eyecciones de Masa Coronal, también conocidas como las CME. Uno puede pensar en las explosiones utilizando la física de un cañón. La llamarada es como el fogonazo, que se puede ver en cualquier lugar desde los alrededores. La CME es como la bala de cañón, impulsada hacia delante en una sola dirección; esta masa expulsada preferentemente sólo afecta a un área objetivo", según los científicos.
Estas CME son como inmensas nubes de partículas magnetizadas que viajan a más de un millón de millas por hora; un tipo de material caliente llamado plasma que "tarda hasta tres días en llegar a la Tierra".
Las diferencias entre los dos tipos de explosiones pueden ser vistas a través de los telescopios solares. Las llamaradas o bengalas aparecen como una luz brillante, y las CME se despliegan como enormes ondas de gas que van ampliándose en el espacio", destaca la NASA.
Los efectos de ambas luego de llegar a la Tierra también son diferentes. Una ráfaga de llamarada puede bloquear las ondas de radio al cruzar esa parte de la atmósfera, lo que significa una degradación o un apagón temporal de las señales de navegación o comunicaciones.
En cambio las CME empujan el campo magnético de la Tierra hacia los polos terrestres y cuando las partículas deslizadas reaccionan con el oxígeno y nitrógeno forman las auroras boreales australes.
"Además, los cambios magnéticos [terrestres] pueden afectar a una variedad de tecnologías humanas. Las ondas de radio de alta frecuencia pueden ser degradadas: las radios transmiten estática, y las coordenadas GPS se pierden por varios metros. Las oscilaciones magnéticas también pueden crear corrientes eléctricas en las redes de los servicios públicos terrestres, las cuales pueden sobrecargar los sistemas eléctricos cuando las compañías no están preparadas.
La NASA cuenta con una flota de observatorios en el espacio están siempre registrando estas explosiones y pueden hacer predicciones sobre cuando una CME llegará a la Tierra.
Estos equipos luego alertan a las empresas de energía, las líneas aéreas y otras partes interesadas para que puedan tomar las precauciones en caso de una tormenta solar. Por ejemplo, si una CME es fuerte, las empresas de servicios públicos pueden determinar redirigir las cargas de potencia para proteger las redes".

 

11.10.14

12.10.14

13.10.14

14.10.14

15.10.14

16.10.14

17.10.14

18.10.14

19.10.14
 
 20.10.14
 
Cómo afectan las tormentas solares a la Tierra y a los seres humanos.

 
Características de un fenómeno que se hecho más prominente en los últimos años
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
Durante el periodo llamado "Máximo Solar" referido por los astrónomos, que se repite aproximadamente cada 11 años, el Sol experimenta muchos cambios que determinan un aumento de su actividad en varios niveles y se producen las llamadas "tormentas solares" y "tormentas geomagnéticas". Recientes estudios de la NASA revelaron paso a paso sus características.
Las tormentas solares a la que uno normalmente se refiere comprende muchas acciones del Sol diferentes, y es así que dependiendo de las manifestaciones del Sol se puede hablar de:
Manchas solares
Llamaradas solares
Eyección de Masa Coronal (CME)

 
Esto se va a traducir en una serie de manifestaciones de la tormenta solar que pueden ser cuantificados a nivel del estudio de clima espacial, atmosférico y de la ionósfera. La meteorología controla minuto a minuto estas señales para emitir las alertas a los satélites, naves espaciales y aeroplanos. según el informe de la Agencia Nacional Atmosférica y de Océanos de EE.UU. (NOAA).
Los altos niveles de radiación pueden afectar al ser humano, así como los disturbios magnéticos a las aves de migración, agrega NOAA.
Los últimos estudios revelados en septiembre por la NASA indican además efectos retardados que se pueden detectar con las mediciones de rayos ultravioletas.
Tormentas geomagnéticas solares: provoca disturbios en campo magnético terrestre por causa de las ráfagas de viento solar que llega a la Tierra
Tormentas de radiación solar: son los elevados niveles de radiación que solar que se verifican y se miden de acuerdo al número de partículas energéticas
Bloqueos de radio: se miden los disturbios en la ionósfera causados por las emisiones de Rayos X del Sol.

 

Explicando paso a paso la "Tormenta solar"
Manchas solares:
Las manchas solares son regiones localizadas con campos magnéticos extremadamente intensos. Esas manchas se entrecruzan y en el campo magnético resultante pueden generar una liberación de energía repentina y violenta denominada llamarada solar.

Llamaradas solares de las tormentas solares:
La tormentas solares se clasifican según su intensidad de las llamaradas en A, B, C, M y X de menor a mayor grado.
Para los científicos los brillos clase X del sol son los más potentes y pueden provocar apagones de radio y tormentas de radiación de larga duración. Las llamaradas tipo X registradas en el Sol vienen junto con brotes tipo M y varias llamaradas clase C.

Eyección de masa coronales (CME):
Con la llamarada viene frecuentemente la liberación de una nube de plasma cargada magnéticamente que se denominada Eyección de Masa Coronal CME. No todas las eyecciones de masa coronal se dirigen hacia la Tierra. Normalmente tardan 3 a 4 días en llegar aquí, sin embargo hay registros de fuertes eyecciones de plasma que tardaron con los vientos solares cerca de 17 horas y 40 minutos.

Tormenta geomagnética:
Son disturbios en el campo magnético terrestre que se generan por causa de las ráfagas de viento solar que llegan a la Tierra. Las partículas ionizadas provenientes del Sol cambian la polaridad de las partículas del campo magnético terrestre y se desplazan corrientes hacia los polos causando las coloridas auroras boreales y australes.
Los siguientes son los niveles de alerta de acuerdo al Centro de Prevención Espacial de la Agencia Oceanográfica y Atmosférica de Estados Unidos.
G1: De nivel menor. Afecta a los animales migratorios y las auroras de ven en las latitudes altas, por ejemplo en EE.UU.al norte de Michigan y Maine, en el caso del Hemisferio Norte.
Se proucen débiles fluctuaciones de la red eléctrica y operaciones de satélites.
G2: De nivel moderado. Afecta a los animales migratorios y las auroras se ve hasta Nueva York o latitud 55grados Norte.
Se incluye los efectos de nivel menor y moderado.
Pueden Desaparecer las propagaciones de las ondas de alta frecuencia HF en las latitudes altas
Las naves espaciales pueden requerir correcciones a nivel de orientación desde la central de Tierra por cambios en la órbita.
Los sistemas de energía en altas latitudes pueden señalar aumentos de tensión y en tormentas prolongadas un daño al transformador.
G3: De nivel fuerte. Afecta a los animales migratorios y las auroras se ven hasta Illinois y Oregon o latitud 50grados Norte. Se incluye los efectos de nivel bajo y moderado. Navegación satelital y de baja frecuencia es intermitente.
En las naves espaciales se produce una carga externa en los componentes del satélite en los que aumenta la resistencia, en los satélites de órbita baja. Puede ser necesario hacer correcciones
Aumentan las falsas alarmas en las redes eléctricas y se debe hacer correcciones en la tensión.
G4: De nivel grave. Afecta a los animales migratorios que se ven afectados y las auroras se ven hasta Alabama y norte de California o latitudes de 45 grados Norte. Se incluye los efectos de nivel menor, moderado y fuerte.
Se pueden degradar por horas las transmisiones de radio de alta frecuencia HF y se interrumpe la comunicación de baja frecuencia. Las corrientes inducidas por cabe pueden ver afectadas.
Pueden producirse sistemas generalizados de control de la tensión de los sistemas de energía
Las naves espaciales pueden requerir soluciones a problemas de orientación.
G5: De nivel extremo: Afecta a los animales migratorios que se ven afectados y las auroras se ven hasta Florida o Texas o latitudes de 40 grados
Se incluye los efectos de nivel menor y moderado, grave y fuerte.
Las corrientes por cableado pueden subir a 100A. Puede ser imposible la comunicación en radio de alta frecuencia HF y la navegación satelital se puede ver degradada pr varios días y la de baja frecuencia por horas.
Problemas de control de sistema y protección de las redes pueden ocurrir. Algunos sistema colapsan co perdida total de información. Daños en los transformadores.
Problemas de carga superficial en las naves, en los enlaces ascendente y descendente y rastreo de ellos mismos.
"En marzo de 1989 la tormenta geomagnética afectó a las corrientes inducidas lo que dio lugar a una sobrecarga eléctrica en la provincia canadiense de Quebec e hizo disparar los dispositivos de protección. Dejo los ransformadores quemados y produjo cortes del suministro eléctrico durante nueve horas. Los daños ascendieron a unos US $ 2 mil millones", informó la NASA

Tormenta de Radiación solar:
Al medir el flujo de las partíiculas ionizadas se determinan las siguientes alertas:
S1: De nivel menor solo tiene un efecto menor en las radios de alta frecuencia.
S2: De nivel moderado. Los pasajeros y la tripulación en altas latitudes pueden estar expuestos a radiación elevada.
Se pueden producir pequeños efectos en las ondas de Alta frecuencia en las regiones polares y la navegación en esos sitios también se ve afectada.
S3: De nivel fuerte. Los astronautas están en peligro de radiación si están al externo. Los pasajeros de aviones en altas latitudes se ven expuestos a riesgos de radiación.
Las imágenes de satélites se despliegan con perturbaciones. Se presenta una reducción leve en la eficiencia de los paneles solares. Se suma el efecto del nivel moderado y bajo.
Se degrada la transmisión de radio de alta frecuencia en los polos y se producen errores de navegación.
S4: De nivel grave. Inevitable riesgo de radiación a los astronautas fuera de la nave. Pasajeros de aviones en altas latitudes están expuestos a radiaciones.
Problemas en los dispositivos de memoria de los satélites y en la visión de ellos. Problemas de orientación y eficiencia de los paneles de radiación solar. Bloqueo de comunicaciones de radio de alta frecuencia en zonas polares, y errores de navegación.
S5: De nivel extremo. Inevitable riesgo para los astronautas fuera de la nave espacial. Pasajeros en naves de altas latitudes expuestos a riesgos.
Los satélites pueden quedar inutilizados con gran impacto en la memoria por consiguiente pérdida de control. Disturbios graves en los datos e imágenes. Daños permanentes en los paneles solares.
Bloqueo completo de radios de alta frecuencia y eventuales comunicaciones en las regiones polares. Navegación muy difícil.

Bloqueo de radios: se mide VA en Rayos X
R1: Degradación menor de las comunicaciones de HF en el lado asoleado del Sol con posibles pérdidas de contacto de radio. La navegación de baja frecuencia des degrada a intervalos.
R2: De nivel menor. Bloqueo limitado en las comunicaciones de radio HF con pérdida de contacto por unos minutos en el lado de la Tierra que está asoleado
Las señales de navegación a baja frecuencia son degradadas por cerca de 10 minutos.
R3: De nivel Fuerte. Bloqueo de radio en una vasta área de radiocomunicaciones de HF , con pérdida de contacto por cerca de una hora en el lado de la Tierra que está asoleado
Las señales de navegación a baja frecuencia son degradadas por cerca de una hora.
R4: De nivel Grave: Bloqueo en las comunicaciones de radio HF en la mayor parte del lado iluminado de la Tierra de una a dos hora y pérdida del contacto durante este tiempo.
Se producen cortes en las señales de navegación de baja frecuencia los que pueden causar un nivel de error mayor en el posicionamiento por una a dos horas. Se pueden producir interrupciones menores de la navegación por satélite en el lado iluminado de la Tierra.
R5: De nivel Extremo. Bloqueo de radio HF en todo el lado asolado de la Tierra por un número de horas. Afecta a marinos y aviadores en estas rutas asoleadas.
La navegación en baja frecuencia a nivel marítima y aéreo se interrumpen en el lado asoleado. Por muchas horas. Errores en los datos de posicionamiento y n satélites se pueden difundir en la noche.

 

No comments: