Thursday, December 21, 2006

P: ¿Como se clasifican y/o miden las sacudidas que se sienten en un terremoto? ¿Sacudidas bruscas vs movimientos suaves?

R: La respuesta corta es: un movimiento suave significa que probablemente estás lejos del terremoto; un movimiento brusco implica que estás cerca.

Tres factores determinan primordialmente lo que usted siente en un terremoto:

Magnitud: Usted sentirá sacudidas más intensas en un terremoto grande que en uno pequeño. También, los terremotos grandes liberan su energía sobre un área mayor y por mayor tiempo. La mayor parte de las veces, solo de 10 a 15 segundos de sacudidas que se originan en la parte de la falla más cercana a usted serán bien intensas.
Distancia de la falla: Las ondas del terremoto se van disipando a medida que viajan a través de la tierra, así, que las sacudidas serán menos intensas mientras más lejos estemos de la falla.
Características de geología y/o suelo local: Algunos suelos pueden amplificar significativamente las sacudidas de un terremoto. Las ondas sísmicas viajan.

P: ¿Cuales son los efectos de un terremoto?

R: Los efectos más visibles de un terremoto son causados por los siguientes fenómenos sísmicos: sacudidas del suelo, ruptura de superficie, fallo del suelo y, menos común, tsunamis.


1. Sacudidas del suelo.
El término sacudidas de suelo se utiliza para describir la vibración del suelo durante un terremoto; causado por ondas sísmicas superficiales y de cuerpo. Como regla general, la severidad de las sacudidas del suelo es mayor a mayores magnitudes; y disminuye a medida que nos alejamos de la fuente del evento. Los principios físicos que describen las ondas sísmicas son complejos; pero el fenómeno de las sacudidas de suelo se puede explicar en términos del efecto de las ondas de cuerpo, las compresionales "P", las ondas transversales "S" y las ondas superficiales Rayleigh y Love. Las ondas P se propagan a través de la tierra a una velocidad de 15,000 millas por hora, siendo las primeras en llegar y causar vibraciones en la estructuras de un área. Las ondas S llegan luego, y hacen que la estructura oscile hacia ambos lados. Estas ondas son las más dañinas a los edificios, debido a que estos están diseñados para resistir mejor esfuerzos verticales (como el peso del concreto y acero); pero no responden bien a los esfuerzos horizontales que producen las ondas S. Las ondas P y S generan vibraciones de alta frecuencia (sacudidas rápidas); mientras que las ondas Rayleigh y Love, que son las últimas en llegar, generan vibraciones de baja frecuencia. La combinación de los efectos de las ondas superficiales y las de cuerpo hacen que el suelo, y por ende los edificios, vibren y oscilen en formas complejas; así que el objetivo del diseño anti-sísmico es construir estructuras que puedan aguantar los efectos de las ondas superficiales y las de cuerpo sin sufrir colapso.


En la zonificación de uso de terreno y en diseño anti-sísmico es necesario conocer la amplitud, distribución de frecuencias y la duración de las sacudidas del suelo. Estas cantidades se pueden determinar empíricamente correlacionando las mismas con la magnitud de un terremoto, la distribución de intensidad en la escala Mercalli Modificada del evento, la distancia de una estructura a la falla en la fuente y las propiedades físicas y geológicas de las rocas y el suelo bajo la estructura. Los valores numéricos subjetivos de la escala de intensidad Mercalli Modificada describen y categorizan los efectos de las sacudidas de suelo en la población, estructuras y en la superficie de la tierra.

Cuando una falla se desliza, provocando un terremoto, ondas sísmicas se propagan en todas las direcciones; causando vibraciones en el suelo, con frecuencias entre los 0.1 a 30 Hertz (1 Hz = 1 ciclo/s). Como consecuencia directa, edificios y otras estructuras también vibran. Si las estructuras no pueden aguantar las vibraciones, estas sufren daño. Las ondas compresionales y transversales ("P" y "S") generan vibraciones de alta frecuencia (mayores de 1 Hz), las cuales son más eficientes que las ondas de baja frecuencia sacudiendo estructuras de poca altura, como residencias. Las ondas Rayleigh y Love generan vibraciones de baja frecuencia, las cuales son más eficientes sacudiendo edificios y estructuras de mayor altura. Como las amplitudes de las vibraciones de baja frecuencia decaen más lento que las vibraciones de alta frecuencia, edificios altos localizados a grandes distancias del foco del terremoto (60 millas) han sufrido daño.
Ruptura de superficie Ruptura de superficie se define como la expresión superficial del movimiento relativo de los bloques de roca a ambos lados de una falla. Se asocian tres tipos de movimiento a este fenómeno: deslizamiento horizontal, normal e inverso. También hay casos donde se combinan el deslizamiento horizontal con alguno de los otros dos tipos de fallamiento.


Aunque el ruptura de superficie raras veces ocasiona muertes ó heridos, estos si pueden ocurrir indirectamente por los daños que la ruptura de superficie pueda causar en estructuras. En el caso de una falla de desplazamiento horizontal ("strike slip") que muestre ruptura de superficie, los daños causados por esta se concentran en una zona larga y angosta, cuya área total es pequeña comparada con la zona afectada por las sacudidas de suelo. Sin embargo, los daños causados a las estructuras que se encuentran en la zona de falla son extensos, particularmente en zonas densamente pobladas ó de alto uso público y privado. En estas zonas, la ruptura de superficie ha dañado estructuras tales como casas, apartamentos, edificios comerciales, hogares de ancianos, vías de ferrocarril, carreteras, túneles, puentes, canales, drenajes de tormenta, pozos de agua, drenajes sanitarios y tuberías de agua y gas. Los daños a estas estructuras van desde daños mínimos hasta severos, incluyendo el colapso de estructuras. Un ejemplo de daño severo ocurrió en 1952 cuando tres túneles ferroviarios quedaron tan dañados que el tráfico de esa ruta, que unía el norte y sur de California fue interrumpido por 25 días, a pesar de que se estuvo trabajando día y noche para reparar esos túneles.

Los desplazamientos de fallas que generan ruptura de superficie son variados en sus dimensiones, en términos de su altura (en caso de fallas normales e inversas), longitud y ancho. Desplazamientos de falla en los Estados Unidos han variado desde fracciones de pulgada hasta más de 20 pies de desplazamiento. Como es de esperarse, el potencial de causar daños a estructuras es mayor en aquellas zonas con desplazamientos mayores. En casos, la longitud de las rupturas de superficie de fallas en tierra ha sido menor de 1 milla, y en ocasiones ha sobrepasado las 200; con la mayor parte del desplazamiento concentrado en una zona usualmente entre 6 a 1000 pies de ancho. Sin embargo, rupturas en fallas secundarias pueden ocurrir a 2 ó 3 millas de la falla principal.

Fallos del Suelo.

Licuación.
El fenómeno de licuación no se considera como un tipo de fallo de suelo; sino que es un proceso físico que ocurre durante algunos terremotos y que produce fallo de suelo. En el caso de la licuación, suelos sin arcillas, compuestos mayormente por arenas y cienos (partículas de menor tamaño que la arena), pierden cohesión temporalmente comportándose como fluidos viscosos y no como sólidos, esto sucede cuando una onda transversal ("S") pasa a través de terrenos granulados saturados de agua, alterando la estructura granulada del suelo y colapsando los poros entre granos. Como consecuencia, durante el paso de la onda sísmica por el suelo, la carga generada por esta ya no es sostenida por los contactos de los granos, sino que es transferida al agua entre los granos. Esto aumenta la presión de agua en el suelo, forzando la salida del agua (drenaje) fuera del suelo. Si el drenaje del suelo no es posible, entonces continuará aumentando la presión de agua dentro del suelo, hasta que esta iguale el peso del suelo mismo. Es en este momento donde el suelo granulado se comporta como líquido, permitiendo deformaciones que, bajo condiciones normales, no serían posibles.


La licuación solo ocurre en ambientes que tienen ciertas características geológicas e hidrológicas; mayormente donde arenas y cienos han sido depositados en los últimos 10,000 años y donde el nivel del manto freático se encuentra a 30 pies ó menos de la superficie. Mientras más "joven" sea el suelo, y más cercano a la superficie esté el manto freático, mayor es el riesgo de que pueda ocurrir licuación en el terreno.


La licuación genera tres tipos de fallo de terreno: agrietamientos laterales, flujos y la pérdida de capacidad de carga. Además puede generar erupciones de arena, las cuales son fuentes de agua y sedimento generadas por el drenaje a presión del agua en la zona de licuación. Las erupciones de arena pueden inundar las áreas inmediatas a estas con una mezcla de agua y arena.

Agrietamientos Laterales - agrietamientos laterales suceden debido al movimiento de extensos bloques de suelo como resultado de la licuación de una capa debajo de la superficie. Los agrietamientos laterales generalmente se desarrollan en pendientes de poca inclinación, comúnmente entre 0.3 y 3 grados. Desplazamientos horizontales asociados con estos agrietamientos, usualmente son del orden de 10 a 15 pies; pero en ocasiones donde las pendientes y las sacudidas de suelo son prolongadas, los desplazamientos pueden alcanzar los 100 a 150 pies.

Aunque el daño causado por los agrietamientos laterales es raras veces catastrófico, si tiene el potencial de ser bastante destructivo. Por ejemplo, durante el terremoto de 1964 en el Canal del Príncipe William en Alaska, más de 200 puentes sufrieron daños o fueron destruidos por los agrietamientos laterales en los depósitos fluviales de los ríos de la región. Estos agrietamientos doblaron plataformas, dejaron expuestos estratos sedimentarios y voltearon muelles.
Los agrietamientos laterales son particularmente dañinos para las tuberías. En 1906, un gran número de las tuberías grandes en la ciudad de San Francisco se rompieron debido a los agrietamientos laterales. Rupturas de las tuberías principales de agua obstruyeron los esfuerzos para detener el fuego en la ciudad, causado por el terremoto. Estos agrietamientos, menores de 7 pies de largo, fueron en gran medida responsables de gran parte de la destrucción de San Francisco en 1906.


Flujos

- Los flujos, que consisten de material licuado ó bloques intactos de material moviéndose sobre material licuado, representa el tipo de fallo de terreno más catastrófico causado por licuación. Estos flujos usualmente se mueven varias decenas de pies y hasta varias millas si sus características geométricas así lo permiten; viajando a velocidades de varias decenas de millas por hora. Estos flujos son más propensos en arenas y cienos saturados sin consolidar, depositados sobre pendientes de más de tres grados de inclinación.
Los flujos pueden ocurrir bajo el mar o en tierra, muchos de los flujos dañinos han ocurrido en fondo marino cercano a las costas. En el mismo terremoto de Alaska de 1964, flujos submarinos se llevaron grandes secciones de los puertos de Seward, Whittier y Valdez. Esos flujos crearon grandes olas que inundaron otras zonas costeras, causando daños y muertes adicionales. En otros países, los flujos han sido catastróficos. Por ejemplo, en el terremoto de Kansu, China, en 1920 varios flujos que alcanzaron 1 milla cuadrada en área, causaron la muerte de aproximadamente 200,000 personas.


Pérdida de capacidad de carga

- Cuando el terreno sobre el cual está construido un edificio ú otra estructura sufre licuación, este pierde su solidez, permitiendo que deformaciones extensas ocurran en el suelo. Esto hace que el edificio se hunda y se incline. El ejemplo más espectacular de esto ocurrió en el terremoto de 1964 en Niigata, Japón. Durante ese evento, varios de los edificios de cuatro pisos del complejo de apartamentos Kwangishicho llegaron a inclinarse tanto como 60 grados. La mayor parte de los edificios fueron enderezados, usando grúas y gatos hidráulicos. Luego se reforzaron los cimientos con pilotes y se volvieron a usar.
El terreno del caso de Niigata representa el mejor ejemplo del tipo de factores necesarios para que ocurra licuación: una capa de suelo saturado y de poca cohesión (arena ó cieno), extendiéndose verticalmente desde cerca de la superficie hasta profundidad de aproximadamente la mitad del ancho del edificio.


Deslizamientos.

La experiencia del pasado ha demostrado que varios tipos de deslizamientos ocurren junto con un terremoto. Los tipos más frecuentes de deslizamientos asociados con terremotos son las caídas de rocas, y deslizamientos de pedazos de roca provenientes de pendientes inclinadas. También ocurren, pero con menos frecuencia, deslizamientos de escombros en pendientes inclinadas, abultamientos de suelo y de roca y deslizamientos de grandes bloques de roca. La reactivación por terremotos de derrumbes y abultamientos antiguos es poco frecuente.

Abultamiento: deslizamientos de roca, suelo ó una mezcla de ambos, a lo largo de superficies curvas, que producen una acumulación de material en la base del deslizamiento, característica del mismo.

Las avalanchas de roca, avalanchas de suelo y deslizamientos submarinos inducidos por terremotos pueden ser muy destructivos, particularmente los que son a gran escala. Las avalanchas de roca ocurren en pendientes de rocas débiles con mucha inclinación. Uno de los ejemplos más dramáticos ocurrió en 1970 durante un terremoto en Perú, donde una avalancha de roca dejó un saldo de 18,000 muertos. Otro caso similar, aunque menos dramático, ocurrió durante el terremoto de 1959 en Hebgen Lake, Montana, resultando en un saldo de 26 muertos. Las avalanchas ocurren en materiales de grano fino débilmente cementados, como el loess*, que usualmente forman pendientes estables en bajo condiciones asísmicas. Muchas pendientes de loess cedieron durante los terremotos de 1811-1812 en New Madrid, Missouri. Deslizamientos submarinos usualmente envuelven los márgenes de deltas, en donde se encuentran construidos muchos puertos. Un ejemplo de esto fue el caso de Seward, Alaska, durante el terremoto de 1964.

Loess:

depósito de sedimentos finos no consolidados producidos por glaciares.
El tamaño del área afectada por estos tipos de deslizamientos dependerá de la magnitud del terremoto, la profundidad de su foco, la topografía, las características geológicas de la zona alrededor de la falla del terremoto; además de la amplitud, distribución de frecuencias y duración de las sacudidas del suelo. Terremotos pasados han tenido un gran número de deslizamientos asociados en zonas con intensidades de sacudidas tan bajas como IV en la escala de intensidad Mercalli Modificada.


Tsunamis

Los Tsunamis son grandes olas causadas por desplazamientos verticales del fondo marino durante un terremoto cuyo foco se encuentra debajo de este. También se les conoce como maremotos. A diferencia de las olas normales, los tsunamis no son causados por la acción de las mareas lunares ó solares. La altura de un tsunami en el medio del océano es de alrededor de un pie, pero la distancia entre las crestas de cada ola puede ser de sobre sesenta millas, indicativo del volumen de agua que se está moviendo. La velocidad a la que viaja un tsunami disminuye a medida que la profundidad del agua disminuye. En el medio del Océano Pacífico, donde las profundidades pueden llegar a 3 millas, la velocidad del tsunami puede sobrepasar las 430 millas por hora. A medida que el tsunami llega a aguas llanas, alrededor de islas o la plataforma continental, la altura de las olas aumenta significativamente, alcanzando en ocasiones alturas por encima de los 80 pies. Debido a la gran distancia entre las crestas de las olas del tsunami, estas no disipan su energía rompiendo contra la costa como una ola normal; sino que el tsunami hace que el nivel del mar suba drásticamente, inundando las zonas costeras.

Los tsunamis y los terremotos tienen distintos potenciales destructivos. Las sacudidas del suelo de un terremoto causan daños apreciables mayormente en las zonas cercanas al epicentro. Los tsunamis pueden causar daños apreciables tanto en las zonas cercanas al terremoto, como en las más alejadas de la zona donde este se genera.

¿Donde han ocurrido tsunamis históricos?

· Costa Este de EE.UU.:
· Históricamente, no se han generado tsunamis en la costa este. El bajo nivel de sismicidad y la ausencia de fallas submarinas que tengan desplazamientos verticales no favorece la formación de tsunamis. El terremoto de Charleston, Carolina del Sur en 1886, uno de los eventos más grandes en la historia de los Estados Unidos; no generó tsunami. Ninguno de los tsunamis que han ocurrido en el Océano Atlántico han ocasionado daños en la coste este de los Estados Unidos, aunque territorios americanos en el Caribe (Puerto Rico é Islas Vírgenes) sí han sido afectados por tsunamis. El único tsunami que se ha registrado en la costa del Atlántico de los Estados Unidos fue generado por un terremoto en la Península de Burin en Terranova, que ocurrió el 18 de Noviembre de 1929. El mismo causó una ola de 1 pie de altura.


· Costa Oeste de EE.UU.:
· Tsunamis generados por terremotos en Suramérica y en la región de Alaska, han generado mayores daños en la costa oeste de Estados Unidos, que los tsunamis generados por cualquier evento local. Por ejemplo, el tsunami de 1946 de las Islas Aleutianas produjo olas de 12 a 16 en Half Moon Bay, Muir Beach, Arena Cove, y Santa Cruz, California. El tsunami chileno de 1960 produjo olas de 12 pies de altura en Crescent City, California. Esa misma ciudad fue seriamente afectada por el tsunami de Alaska en 1964; recibiendo olas de hasta 20 pies de altura. Se reportaron 7.5 millones de dólares en daños y 11 muertos. Ese mismo tsunami produjo olas entre 10 a 16 pies de altura en las costas de California, Oregon y Washington. En contraste el terremoto de San Francisco de 1906, produjo olas de tan solo 2 pulgadas de altura. El tsunami más grande generado por un evento local en la costa oeste fue generado por el terremoto de Punta Argüello, California, en 1927. El tsunami alcanzó alturas de 7 pies en las zonas costeras cercanas.


· Alaska:
· La combinación de actividad sísmica en la Trinchera de Alaska-Aleutiana, donde chocan las placas de Norteamérica y el Pacífico, y el desplazamiento vertical de las fallas presentes, hacen de esta zona una fuente de tsunamis. El tsunami más antiguo registrado en la zona fue en 1788. Cuatro tsunamis mayores se generaron en 1946, 1957, 1964, y 1965. el tsunami de 1964 causó sobre $80 millones en daños y ocasionó 107 muertes.


Hawai:
Las Islas de Hawai han experimentado muchos tsunamis destructivos, debido a su ubicación en el Océano Pacífico, donde ocurren el 90% de todos los tsunamis registrados. Desde 1819, más de 100 tsunamis locales y distantes se han registrado en las Islas de Hawai, 16 de estos causando daños significativos. Más de la mitad de los tsunamis registrados en las Islas de Hawai se generaron en la región compuesta por los territorios de Kuril, Kamchatka y las Islas Aleutianas, al norte y noroeste del Pacífico. Los tsunamis generados en esa zona han producido las olas más grandes de la parte norte del archipiélago. Alrededor de una cuarta parte de los tsunamis históricos que han afectado a Hawai se generaron en la costa oeste de Suramérica. Tsunamis generados en las regiones de Filipinas, Indonesia, las Nuevas Hébrides y Tonga-Kermadec han sido registrados en Hawai pero no ha producido daños.


Los peores tsunamis generados localmente ocurrieron en 1869 y 1975 en costa Sureste de la isla grande de Hawai; causando olas destructivas que alcanzaron los 59 pies de altura a distintas velocidades dependiendo del tipo de roca ó terreno. Al pasar de roca sólida a suelo, las ondas pierden velocidad, pero sus oscilaciones son más grandes. Por ende un suelo suave y suelto se sacudirá más fuerte que roca sólida, estando ambos a la misma distancia del terremoto. Mientras más gruesas y sueltas sean las capas de suelo, mayor será la amplificación. Por ejemplo, durante el terremoto de Loma Prieta earthquake, los daños se concentraron en las áreas de Oakland y Marina (SF), que estaban a 100 km (60 mi) del epicentro, mientras que el resto de la zona de la Bahía de San Francisco no sufrió daños.

Los movimientos del suelo durante un terremoto son bastante complejos; a veces fuertes, suaves, prolongados, cortos, bruscos, débiles. Un solo número o valor no es suficiente para describirlos.

Estos movimientos se describen en términos de VELOCIDAD MÁXIMA (cuán rápido se mueve el suelo); ACELERACIÓN MÁXIMA (como cambia la velocidad a la que se mueve el suelo); FRECUENCIA (la energía liberada en las ondas sísmicas vibrando distintas frecuencias tal y como lo hace una onda de sonido) y la DURACIÓN (cuán prolongadas son las sacudidas fuertes).


P: ¿Qué los mapas isosísmicos?

P: Mapas Isosísmicos son mapas que muestran la distribución de intensidades de un terremoto usando líneas de contorno de igual intensidad (las líneas del mapa unen puntos que experimentaron la misma intensidad de sacudidas).


P: ¿Qué es licuación?

R: Licuación ocurre cuando sedimentos no consolidados y saturados de agua, pierden su capacidad de sostener pesos (capacidad de carga) al ser sacudidos fuertemente por una onda sísmica. Cuando esto ocurre debajo de edificios y estructuras, puede causar daños graves a estas. Por ejemplo, el terremoto de 1964 en Niigata causó licuación en toda esa región, destruyendo muchos edificios (foto a la izquierda). En 1989 durante el terremoto de Loma Prieta, California, los suelos y los escombros utilizados para llenar una laguna, sufrieron licuación la cual causó hundimiento de estructuras, agrietamientos superficiales y laterales, además de deslizamientos horizontales del suelo en el Distrito de La Marina en San Francisco.

P: ¿Qué son las luces de terremotos? ¿Existen de verdad?

R: El fenómeno de las luces de terremotos, destellos blanco-azulados que duran por varios segundos y están asociados a terremotos moderados a grandes; han sido reportados por observadores desde tiempos antiguos. No fue sino hasta que el fenómeno fue retratado durante el enjambre de terremotos en Matsuhiro entre 1965 y 1965, que la comunidad científica reconoció su existencia como una ocurrencia legítima. Aunque varios mecanismos y teorías se han propuesto para explicar las luces de terremotos, todavía no se ha podido explicar el origen de este fenómeno.


El estudio moderno más completo sobre las luces de terremotos se hizo durante los terremotos de 1988-1989 en Saguenay, Québec. Este estudio documenta al menos 46 reportes de luces de terremoto, desde 3 semanas antes del terremoto principal a dos meses después. Del mismo se desprenden las categorías o tipos generales de luces de terremoto.
Estas incluyen:
(1) Relámpagos sísmicos,
(2) Bandas de luminosidad atmosférica,
(3) Masas esféricas incandescentes,
(4) Lenguas de fuego,
(5) Flamas sísmicas, y una categoría nueva
(6) Coronas ó descargas de punto.

Esta última categoría, que proviene de un observado que se encontraba en el sitio preciso al momento del terremoto, apoya una de las teorías más aceptadas sobre las luces.
Durante el terremoto de Kobe (M6.9) en 1995 se observaron luces de terremotos, documentadas en la cuarta referencia ofrecida al final. En un radio de 50 km del epicentro se reportaron 23 avistamientos de luces blancas, azules y anaranjadas, con una altura máxima de 200 metros, y alcanzando los 8 km de largo. En este caso se clasificaron las fosforescencias como: líneas luminosas en "zig-zag", fuentes luminosas en forma de escudo, fuentes en forma de abanico que se extendían hacia arriba ó bandas de luces (incluyendo fuentes en forma de arcos).
Aunque se les atribuyen cualidades y orígenes exóticos, las luces de terremotos son un fenómeno geofísico reconocido, que podría contribuir a la posibilidad de pronosticar terremotos en los lugares donde ocurran las luces.

P: ¿Donde ocurren los terremotos?

R: Los terremotos pueden ocurrir en cualquier lugar en cualquier momento. Sin embargo, la historia nos demuestra que estos ocurren en tres zonas principales del globo terráqueo. El área sísmica más grande del mundo es la zona sísmica del Pacífico; que cubre todo el borde del Océano Pacífico. Es en este margen donde ocurren el 81% de los terremotos más grandes del mundo.

Este margen se extiende desde Chile hacia el norte, a lo largo de toda la costa de Suramérica, continúa por Centroamérica, Méjico, la costa oeste de los Estados Unidos, más aún hacia el norte, alcanzando la costa sur de Alaska, luego extendiéndose al oeste a través de la Islas Aleutianas, y luego sur hasta Japón, las Filipinas, Nueva Guinea, los archipiélagos del Sur del Pacífico y, finalmente Nueva Zelandia. Esta zona de sismicidad fue responsable de 70,000 muertes en Perú en Mayo de 1970, y de 65 muertes y billones de dólares en daños en California para la fecha de Febrero de 1971.
¿Por qué se originan tantos terremotos en esta zona?
Se trata de una región de gran actividad tectónica, donde encontramos cadenas de montañas jóvenes, aún en proceso de formación; y de profundas trincheras que son el paralelo de las montañas. Los terremotos son parte de los procesos tectónicos asociados con estas estructuras; como parte de los cambios que acompañan los cambios en elevación en las montañas, la parte superior de la corteza terrestre; y los cambios en las zonas de subducción de las trincheras, que representan la parte inferior de la corteza. La segunda zona importante de sismicidad a nivel mundial es la Alpida, que se extiende desde Java a Sumatra, continúa a través de los Himalayas hacia el Mediterráneo y termina en el Atlántico. Esta zona es responsable del 17% de los terremotos más grandes del mundo; incluyendo algunos de los más destructivos en la historia, como el terremoto de Irán que causó 11,000 muertes en Agosto de 1968, y los eventos de Turquía en Marzo de 1970 y Mayo de 1971, causando cada uno más de 1,000 muertes.

Estos tres terremotos estuvieron cerca del 7 de magnitud en la escala Richter. La tercera zona de sismicidad importante a nivel mundial es la Cordillera Oceánica del Medio Atlántico. El restante de la actividad sísmica mundial está distribuido en distintas zonas sísmicas del mundo. La actividad sísmica de estas regiones secundarias a veces pasa desapercibida; pero terremotos significativos ocurren ocasionalmente en estas áreas. Ejemplo de esto en los Estados Unidos son las zonas de New Madrid en Missouri, y de Charleston en Carolina del Sur. Usualmente son zonas donde pasan muchos años entre eventos destructivos.


P: ¿Cual ha sido el terremoto más grande del mundo?

R: Desde 1900 hasta el presente, el terremoto más grande del mundo ha sido el evento de
Chile en Mayo 22, 1960, que tuvo una magnitud de 9.5 Mw.


P: ¿Si quisiera mudarme a un lugar donde no ocurran terremotos, a donde podría ir?

R: El continente de la Antártica tiene menos terremotos que cualquier otro continente. Sin embargo, terremotos pequeños pueden ocurrir en cualquier parte del mundo


P: ¿Cuantos terremotos ocurren a diario? ¿Anualmente?

R: Descripción Magnitud Promedio Anual
Grande 8 ó más 1
Mayor 7 - 7.9 18
Fuerte 6 - 6.9 120

Moderado 5 - 5.9 800
Pequeño 4 - 4.9 6,200 (estimado)
Menor 3 - 3.9 49,000 (estimado)
Micro sismos <>

Magnitude 1 - 2: about 8,000 per day


P: ¿Debo tratar de alcanzar la puerta durante un terremoto?

R: Solo si vive en una residencia antigua de adobe sin reforzar. En las casas modernas, los marcos de las puertas no son más resistentes que otras partes de la casa; y usualmente las puertas van a estar oscilando violentamente, lo cual puede causar serias heridas. ESTARA MAS SEGURO DENTRO DE SU RESIDENCIA SI SE AGACHA BAJO UN MUEBLE FUERTE Y SE PROTEGE CON ESTE.

P: ¿Qué provisiones de emergencia necesito tener?

R: Extinguidor de fuego.
Provisiones adecuadas de cualquier medicamento prescrito a usted ó su familia.
Herramientas tales como llaves de tuercas y llaves inglesas para cerrar líneas de gas y de agua.
Botiquín y manual de primeros auxilios.
Linternas de baterías, con suficientes baterías y bombillas de repuesto.
Radio portátil y baterías de repuesto.
Agua para cada miembro de su familia para un mínimo de 3 días (mínimo de 1 galón por persona por día) y pastillas de purificar agua o blanqueador de cloro para purificar agua para beber de cualquier otra fuente.
Comidas enlatadas y empacadas suficientes para varios días y un abridor de latas MECANICO. debe tener comida extra para sus mascotas de ser necesario.
Estufa de acampar ó parrilla de carbón para cocinar en el exterior. Recuerde guardar el combustible fuera del alcance de los niños.
Bolsas plásticas de basura fuertes y a prueba de agua para los desperdicios.

P: ¿Como puedo planificar para anticipar un terremoto?

R: Asegúrese de que su familia sabe lo que tiene que hacer, sin importar donde se encuentren cuando ocurra el terremoto.
Establezca un lugar de reunión donde todos puedan encontrarse luego.
Averigüe que planes en caso de terremoto tienen las escuelas y/o centro de cuido de sus hijos.
Recuerde que la transportación se puede ver interrumpida; por lo tanto, tenga en su trabajo las mismas provisiones de emergencia que en su casa, por ejemplo comida, líquidos, zapatos cómodos y seguros.
SEPA de antemano donde se encuentran las llaves y fusibles de las líneas de gas, de agua y eléctricas, y como apagarlas en caso de que haya una fuga o corto circuito. Asegúrese de que los miembros mayores de su familia puedan cerrar ó apagar estas utilidades.
LOCALIZE las estaciones de Bomberos y Policía más cercanas, al igual que el hospital más cercano.
Coordine con sus vecinos como ayudarse mutuamente en caso de un terremoto.
TOME el curso de resucitación cardio-pulmonar y de primeros auxilios de la Cruz Roja.

P: ¿Qué debo hacer durante un terremoto?

R: Si se encuentra dentro de su casa ó de una estructura, ¡¡¡QUEDESE AHI!! Métase debajo de una mesa o escritorio y agarrarse firmemente de este; ó muévase a un pasillo a recuéstese fuertemente de una pared interior. MANTENGASE ALEJADO de ventanas, chimeneas, y de muebles ó enseres pesados. SALGA DE LA COCINA, que es el lugar donde más probabilidad tiene de que un objeto le caiga encima. NO BAJE ESCALERAS NI CORRA hacia afuera mientras la estructura (casa ó edificio) esté temblando ó mientras haya peligro de que usted se caiga; ó de ser golpeado por escombros ó cristales sueltos.

Si se encuentra AFUERA, vaya a un lugar ABIERTO, alejado de edificios, líneas de electricidad, chimeneas ó cualquier otra cosa que pueda caerle encima.
Si está CONDUCIENDO, PARE CUIDADOSAMENTE. Mueva su carro lo más lejos posible del tráfico. NO SE PARE en ó debajo de un puente, ni bajo árboles, postes de luz, líneas eléctricas ó rótulos. Cuando reanude su marcha, esté pendiente de grietas en la carretera, rocas sueltas y lomos en la carretera cerca de los puentes.
Si se encuentra en un área montañosa, esté pendiente de caídas de rocas, deslizamientos, árboles y cualquier otro tipo de escombro que se pudiera haber soltado por el terremoto.

P: ¿Qué cosas NO debo hacer durante un terremoto?

R: No abra la llave de gas. Deje que la compañía de gas lo haga.
NO USE fósforos, encendedores, estufas de acampar, parrillas ó equipo eléctrico, hasta que se asegure de que no hay escapes de gas. Se podría producir una flama y causar una explosión y/ó fuego.
NO USE su teléfono, EXCEPTO en una emergencia médica o de fuego. Usted podría ocupar las líneas utilizadas por las agencias encargadas del manejo de la emergencia. Si su teléfono no funciona, envíe a alguien a buscar ayuda.
NO espere la ayuda de bomberos ó policías. Es probable que no estén disponibles.

P: ¿Qué puedo esperar que suceda en mi casa durante un terremoto? ¿Como identifico y prevengo esos riesgos?

R: Los artículos de su hogar pueden recibir daños e incluso convertirse en un riesgo para usted y su familia durante un terremoto.
Las sacudidas de suelo pueden hacer que se caigan receptáculos de luz, pueden mover neveras y otros muebles grandes y pesados; y virar estantes de libros y televisores. IDENTIFIQUE en su casa aquellos objetos que se puedan mover ó caerse.
Verifique si las puertas de las alacenas podrían abrirse, permitiendo que platos y tazas se rompan al caer al piso.
Verifique si el televisor o el estéreo están sujetos a la pared, y los armarios fijados a las paredes; si tiene plantas y/ó lámparas colgantes que puedan caerse; ó si tiene algún cuadro pesado ó espejo sobre su cama.


¿Qué puede hacer?:
Instale pestillos en las puertas, sujetadores y trabas para corregir estos riesgos usted mismo.


P: ¿Que hago luego de un terremoto?
R: Use calzado fuerte, para evitar heridas causadas por escombros y vidrios. Espere réplicas.
Revise y busque heridos, si una persona está sangrando, aplique presión directa a la herida, usando una gasa ó pedazo de tela limpia si está disponible. Si una persona no está respirando administre resucitación cardio pulmonar, si está certificado para hacerlo. NO INTENTE MOVER personas que presenten heridas serias, a menos que estas estén en riesgo de recibir más heridas en donde se encuentran. CUBRA a los heridos con mantas y frisas para mantenerlos calientes y BUSQUE AYUDA MéDICA para los heridos graves.


Verifique y revise el área por peligros inminentes:
Fuego: Apague cualquier fuego en su casa o vecindario inmediatamente. Pida ayuda para hacerlo.
Escapes de gas: Cierre la llave de gas principal SOLO si sospecha que hay una fuga debido líneas rotas y/o olor a gas.
Líneas eléctricas dañadas (Hogar): Apague la electricidad en caja de fusibles principal de su hogar, si cree que la cablería de su casa ha recibido daño.
Líneas eléctricas dañadas ó caídas (Exterior): NO TOQUE líneas eléctricas caídas ó ni ningún objeto en contacto con estas.
Derrames (Hogar): Limpie cualquier derrame de medicinas, químicos ó cualquier otro material peligroso como blanqueador de cloro, lejía ó gas fluido.
Chimeneas dañadas ó colapsadas: Acérquese con precaución. No utilice una chimenea dañada ya que esta podría causar un fuego ó permitir que gases venenosos entren a su casa.
Artículos caídos: Tenga cuidado al abrir armarios y alacenas, que podrían contener artículos a punto de caerse.
Revise las reservas de agua y comida: No tome ni coma nada de envases abiertos cerca de cristales rotos. Si no hay electricidad, planifique sus comidas de modo que utilice las comidas perecederas primero ó las comidas del congelador. La comida del congelador debe durar hasta un par de días. No encienda su estufa de gas hasta que no verifique y se asegure de que no hay una fuga. Use parillas y/ó estufas de acampar para preparar comidas en caso de emergencia. Si no hay servicio de agua potable, puede beber agua de los calentadores, hielo derretido y de vegetales enlatados. Evite beber agua de piscinas y de "spas" debido a que esta podría contener demasiados químicos y no ser segura para beber.

P: Pasos a seguir para seguridad y conciencia sísmica

R: Estimar el tamaño probable de un terremoto en su área. (Geología)
Dado el tamaño de un terremoto, estimar la intensidad de las sacudidas del suelo. (Sismología)
Dada la intensidad de las sacudidas del suelo, podemos estimar la respuesta de los distintos tipos de edificios. (Ingeniería Sísmica).
Solo tomando estos pasos, podemos establecer códigos de construcción adecuados y programas de refuerzo de estructuras para lograr tener una comunidad más segura contra terremotos.

HISTORIA SISMOLOGICA DE CHILE.

Chile es el país que presenta una de las mayores tasas de actividad sísmica y donde se han producido los mayores terremotos del planeta.
La sismicidad de Chile ocurre en todo su territorio, con mayor frecuencia e intensidad entre Arica y la Península de Taitao y también en el extremo Sur de la Región de Magallanes.
Los albores de la sismología instrumental en Chile se remontan a 1849 cuando, I.M. Gillis, encargado de una expedición astronómica de los Estados Unidos en el hemisferio Sur, realiza las primeras observaciones en nuestro país. El 2 de abril de 1851 el sismoscopio que Gillis instaló en Santiago lograba el primer registro de un sismo en Chile.


Posteriormente, como respuesta al gran terremoto de 1906 que destruyó gran parte de Valparaíso y la zona central del país, y a proposición del entonces Rector de la Universidad de Chile, Don Valentín Letelier, el gobierno de Don Pedro Montt, fundó el Servicio Sismológico Nacional el 1° de Mayo de 1908. Su primer director fue el destacado científico francés de l’Ecole Polytecnique de París, don Ferdinand Montessus de Ballore.

La primera estación sismológica con registro del movimiento del suelo y el tiempo simultáneamente fue instalada por Montessus de Ballore en el Cerro Santa Lucía en 1908. Luego se instrumentaron Tacna, Copiapó, Osorno y Punta Arenas. En pocos años le siguieron otras 29 estaciones sismológicas, configurando así una de las mejores y más modernas redes sismológicas en el mundo para esa época. Chile comenzó a ser reconocido como un país avanzado en las observaciones y estudios sismológicos. Después del fallecimiento de Montessus de Ballore en 1923, la sismología chilena quedó limitada casi exclusivamente a la obtención de datos, perdiendo la dinámica nacional y la presencia que había alcanzado en los 15 años iniciales.

Un resurgimiento se produce con el Ingeniero Federico Greve, Director del Servicio Sismológico entre 1941 y 1958, quien construyó sismógrafos mecánicos y logró reponer parte del material que había comenzado a quedar obsoleto. Greve recopiló y sintetizó la información sobre intensidades para sismos históricos complementando la labor iniciada por Montessus de Ballore.
A fines de los años 70 y comienzo de los 80 se instala la primera red de sismológica analógica de soporte telemétrico en la zona Central de Chile. Los equipos, un total de 7 sensores, fueron adquiridos con fondos de las Naciones Unidas (OIEA) a través de la Comisión Chilena de Energía Nuclear, los que junto a las estaciones existentes de Peldehue y Santiago, permitieron dotar a la Región Metropolitana de la primera red sismológica densa. En los años siguientes, con aporte de CODELCO, se instalaron otras 4 nuevas estaciones de similares características a las instaladas a comienzos de los 80, expandiendo la red hacia el Sur hasta la ciudad de San Fernando.


A fines de la década de los 90, el Servicio Sismológico recibe un aporte de recursos que le permite ampliar y actualizar la red con estaciones digitales. Así mismo se inició una política de instalación de estaciones sismológicas en regiones.

No comments: