Sunday, September 24, 2017

2a. Parte de Investigacion sobre sismos en Valparaiso...







  1. INVESTIGACION CIENTIFICA  N°2  - Parte 2
  2. AUTOR: CENTRO CIENTIFICO TECNOLOGICO DEL MARGA MARGA "CENCIENTECNO"                                                                       DOCENTE DIRECTOR: HUGO PINAUD ROJAS                                             SOCIO DE ACHIPEC
  3. FECHA DE REALIZACION: DE ABRIL A DICIEMBRE 2017                       TITULO: LA SEGURIDAD INSEGURA DEL PUERTO DE VALPARAISO UNA VISION FOTOGRAFICA. 
  4. RESUMEN PARTE 1 YA PUBLICADA:

- RESUMEN DEL OBJETIVO DE LA INVESTIGACION:

Demostrar que la ciudad de Valparaíso no es tan segura, especialmente sus zonas de evacuación  para la comunidad frente a un sismo de magnitud superior a 8° y posterior tsunami.

Estadísticamente es posible estudiar las "lagunas sísmicas" en donde podría suceder un sismo de gran magnitud.                                                                                        
Esta afirmación no es nuestra sino que ha sido manifestada por profesionales del área  de la sismología y ciencias afines  (geólogos, geógrafos entre otros).

1) DONDE SE ENCUENTRA NUESTRO PAIS EN AMERICA LATINA

2) CORDON DEL PACIFICO - ZONA DE SUBDUCCION (CHOQUE DE LAS PLACAS DE NAZCA Y SUDAMERICANA - LA PRIMERA SE METE DEBAJO DE LA SEGUNDA)

3) SISMOS O TERREMOTOS OCURRIDOS EN NUESTRO PAIS DESDE EL SIGLO XVI HASTA EL 24 DE ABRIL 2017

4) FOTOS DE BAJADAS DESDE ALGUNOS CERROS DEL PUERTO

5) FOTOS QUE NOS MUESTRAN EL FONDO SUBMARINO FRENTE A VALPARAISO


6) VIDEO QUE NOS MUESTRA EL PROCESO DE SUBDUCCION:     
     
  https://youtu.be/T2WqVjeOpXo




2a. PARTE:

PRIMERA ZONA DE EVACUACION ANALIZADA:

SUBIDA URRIOLA O ANTIGUA QUEBRADA DEL ALMENDRO (ubicada en pleno barrio bancario y administrativo de la ciudad de Valparaíso).

Foto 1: Nombre actual y antiguo de esta bajada de los Cerros Alegre y Concepción


Foto 2: Ingreso a la subida Urriola


Foto 3: Vista de la subida Urriola (la verdad que esa zona de evacuación es de bajada de vehículos)


4 Visión más amplia de la subida hacia el cerro Concepción y Alegre cercada por edificios semi modernos con amplios ventanales (con un sismo fuerte lo primero en reventarse son los ventanales de las oficinas que existen en estos edificios)


Las 2 aceras para los peatones no tienen un ancho mas allá de 1.50 metros al inicio y de 1 metro más arriba (30 metros desde la esquina principal). La pista de los autos al inicio de la subida es para 3 autos y medio y más arriba para 2 vehículos 1/4.

Foto 5 Vemos lo estrecha que son las aceras de peatones


Foto 6 Nos muestra la estreches de las aceras y de la calle Urriola


Foto 7 Cantidad impresionante de cables por el aire



Foto 8 Visión panorámica de la subida encerrada entre edificios antiguos de sobre los 3 pisos con cantidad de cables aéreos





Análisis del sector:

Imaginémonos un sismo sobre 8° de magnitud Ritcher muchas personas entraran en pánico y trataran de subir rápidamente a la cota 30. Esto contradice la calma vista en los simulacros realizados por la ONEMI en Valparaíso pero que han servido para crear una cultura sísmica, faltando mucho aun para adquirir conciencia de donde estamos parado. A su vez los derrumbes producidos en el alto de los cerros trataran por gravedad llegar al plano del Puerto. ¿Servirá esta subida para escapar del posterior tsunami que casi siempre sigue a un sismo de la magnitud indicada?

Sugerencias de solución a corto y mediano plazo:

1) Solicitar a los dueños de los edificios que están en la bajada de la calle Urriola el cambio de ventanales y colocación de vidrios irrompibles para evitar que estos revienten esparciendo trozos a todos lados. La mayoría de los heridos en un sismo son producto de objetos que caen que por el sismo en sí.

2) Solicitar a las compañías que tienen cables aéreos que estos sean colocados en forma subterránea (ojala todos en un mismo tubo).

3) Construir "represas" tipo plazas para evitar que los restos de construcción caídos a causa del sismo sigan camino abajo sin obstáculos.

4) Creación de un Comité de Expertos (Geólogos, Geógrafos, Sismólogos, Urbanistas, Arquitectos, Periodistas, Abogados, etc.) cuyos estudios abarquen los Municipios de Valparaíso, Viña del Mar y Concón y que emitan informes periódicos sobre la realidad de esta zona. Privilegiar la importancia de la gente y no del dinero.

Sugerencias de solución a largo plazo:

1) Subidas a los cerros con un mínimo de 50 metros de ancho. Construir edificios totalmente anti sísmicos.

2) Rígido control Municipal sobre la urbanización de la ciudad.

3)Crear planos urbanos muy estrictos en que intervengan profesionales relacionados con las ciencias de la tierra (geólogos, sismólogos, geógrafos, urbanistas, arquitectos entre otros).


Próximo Informe 5 Octubre 2017:Subida Caranpangue y Plaza de Justicia


Documental "El próximo Megaterremoto"

Megaterremotos - Chile el centro de los mas grandes terremotos - Documen...

Megaterremotos - NatGeo

Sunday, August 27, 2017



INVESTIGACION CIENTIFICA  N°2                                                   AUTOR: CENTRO CIENTIFICO TECNOLOGICO DEL MARGA MARGA  "CENCIENTECNO"                        
DOCENTE DIRECTOR: HUGO PINAUD ROJAS - 
FECHA DE REALIZACION: DE ABRIL A DICIEMBRE 2017                               
TITULO: LA SEGURIDAD INSEGURA DEL PUERTO DE VALPARAISO -       UNA VISION FOTOGRAFICA.    

Primera Parte:                                                                                                                  
RESUMEN DEL OBJETIVO DE LA INVESTIGACION:

Demostrar que la ciudad de Valparaíso no es tan segura, especialmente sus zonas de evacuación,  para la comunidad frente a un sismo de magnitud superior a 8.5°  y posterior tsunami. Estadísticamente es posible estudiar las "lagunas sísmicas" en donde podría suceder un sismo de gran magnitud.                                                                                        
Esta afirmación no es nuestra sino que ha sido manifestada por profesionales del área  de la sismología y ciencias afines  (geólogos, geógrafos entre otros).

Veamos material escrito o audio visual que nos permiten afirmar esta idea:
Chile tiene un largo aproximado de 4.300 km de norte a sur y un ancho promedio de 177 km, considerando sólo el territorio americano. Si se incluye el territorio antártico, su largo alcanza los 8.000 km.
Ubicado en los paralelos 17º y 56º sur, es un país que perteneciendo al continente sudamericano tiene características de isla debido a sus barreras naturales, tales como la cordillera y el mar los que definen su geografía y ha generado un fuerte endemismo en su flora y fauna nativa.
El relieve esta caracterizado por cuatro formas claramente diferenciadas, la cordillera de los Andes, las depresiones intermedias que albergan los principales centros urbanos del país, la cordillera de la costa y las planicies litorales.
El punto medio de Chile, de norte a sur, está al sur de Punta Arenas.
Si se mide sólo el territorio americano, el punto medio se encuentra en la latitud de Arauco.
En Magallanes, a los 52º 21'S se encuentra el sector más ancho del territorio americano de Chile con 486 km; éste incluye territorios continentales, islas y canales. Si sólo se considera el territorio continental, el sector más ancho se encuentra en la latitud de Mejillones con 360 km.
La parte más angosta del territorio está en la latitud de Illapel con sólo 90 km. Sin considerar islas y canales, el territorio más angosto está en Puerto Natales con sólo 15 km. 
Todos los chilenos sabemos que nuestro país es uno de los más sísmicos del mundo. Es más, el terremoto más grande del que haya registro en la historia de la humanidad -Valdivia, 1960- tuvo una magnitud de 9,6° y se produjo precisamente en esta angosta y larga franja de tierra.

Pero, ¿por qué Chile es tan acechado por estos fenómenos?                                     

La respuesta quizás ya muchos la conocen. Nuestro país se ubica en el llamado Cinturón o Anillo de fuego de del Pacífico, que es una línea imaginaria que delimita la zona del planeta más sensible a los sismos y erupciones volcánicas, por estar justo sobre la unión de placas tectónicas.

En el caso de Chile, éste se sitúa justo sobre el límite entre las placas de Nazca y Sudamericanas, las que cada cierto tiempo liberan energía al reacomodarse. 

Además, ambos bloques terrestres son empujados, a su vez, por otras placas.
Chile se encuentra ubicado sobre la placa Sudamericana, en su borde occidental donde convergen y generan zonas de subducción las placas de Nazca y Antártica, en tanto que la placa de Scotia (escocesa) se desliza horizontalmente respecto a la placa Sudamericana, en un borde de placas transcurrente”, explican en un documento oficial del Centro Sismológico Nacional (CSN) de la Universidad de Chile.

El organismo explica que estas interacciones “producen una gran deformación del continente Sudamericano, y generan terremotos en todo Chile. Debido a la alta velocidad de convergencia entre Nazca y Sudamérica, la sismicidad en esa zona es la más intensa y produce los mayores terremotos en el país”.

Hagamos un recuento de los terremotos más importantes ocurridos en Chile desde el siglo 16 hasta nuestros dias.

Siglo XVI
- 8 de febrero de 1570, Concepción
- 16 de diciembre de 1575, Valdivia

Siglo XVII
- 17 de junio de 1604, La Serena
- 24 de noviembre de 1604, Arica
- 16 de diciembre de 1615, Arica
- 1639, Coquimbo
- 31 de marzo de 1650, Arica
- 15 de marzo de 1657, Concepción
- 10 de Marzo de 1681, Arica

Siglo XVIII
- 24 de diciembre de 1737, Valdivia
- 30 de Marzo de 1796, Copiapó

Siglo XIX
- 3, 4 y 11 de abril de 1819, Copiapó
- 5 de noviembre de 1822, Copiapó
- 7 de noviembre de 1837, Valdivia
- 6 de diciembre de 1850, Santiago
- 5 de octubre de 1859, Copiapó
- 13 de agosto de 1868, Arica
- 11 de noviembre de 1876, Illapel
- 9 de mayo de 1877, Iquique
- 15 de agosto de 1880, Illapel


Siglo XX
- 16 de agosto de 1906, Valparaíso:
 Fueron dos los sismos que remecieron al puerto. El primero se registró poco antes de las 20:00 horas, duró cuatro minutos y provocó la caída de muros y cornisas, así como también la destrucción de faroles y lámparas eléctricas y a gas. Quince minutos después se produjo el segundo remezón, más corto pero más intenso que el primero. Barrios enteros quedaron destruidos y el número de víctimas fue calculado en 3.000, mientras que los heridos fueron más de 20.000.

El fuerte sismo se percibió desde Tacna por el norte, hasta Ancud por el Sur. Alcanzó los XI grados en la escala de Mercalli y los 8,2 en la Richter.

Tras la tragedia, Valentín Letelier, en ese entonces rector de la Universidad de Chile, convenció al entonces Presidente Pedro Montt de que había que hacer algo para que otro terremoto no tomara por sorpresa a los chilenos. Fue así como en 1908 se crea el servicio sismológico de la Universidad de Chile y se instala la primera estación sismográfica en el cerro Santa Lucía.

Asimismo, el ingeniero Hormidas Henríquez señaló la urgente necesidad de utilizar mejores materiales de construcción, con el objeto de evitar la destrucción completa de ciudades. Según él, la solución radicaba en el uso del concreto armado.

- 10 de noviembre de 1922, Vallenar: Ocurrió casi a la medianoche. Fue percibido entre Antofagasta y Santiago, y desde las islas San Félix y San Ambrosio hasta más allá de la cordillera de Los Andes. La ciudad más afectada fue Vallenar, en cuyo suelo se abrieron grietas de hasta un metro de profundidad. El número de personas que perdieron la vida superó las 800, y además se registró una cantidad no precisada de heridos y damnificados.

El terremoto fue seguido de un tsunami, que inundó las ciudades de Antofagasta y Chañaral. En esta última, las aguas llegaron hasta un kilómetro tierra adentro, arrasando con todo a su paso.
La intensidad del sismo fue de IX a X grados en la escala de Mercalli, mientras que su magnitud fue de 8,5 grados Richter, lo que lo ubica en el segundo terremoto más grande registrado en el país.

- 1 de diciembre de 1928, Talca: Tuvo lugar poco después de la medianoche, con una intensidad de X a XI en la escala de Mercalli y una magnitud de 7,6 en la de Richter. Se percibió desde Antofagasta hasta Puerto Montt, pero fue la zona central de Chile la que resultó más afectada, en especial las ciudades de Talca y Constitución.

Las víctimas fatales se calcularon en 300, mientras que cientos de otras personas resultaron heridas y damnificadas. Asimismo, se registraron graves daños en las construcciones.
Como consecuencia del violento terremoto se inició la discusión de una Ley y Ordenanza General de Construcciones y Urbanización, que fue aprobada definitivamente en 1935. Este cuerpo legal institucionalizó las primeras normas de diseño y construcción antisísmicas en Chile.

- 24 de enero de 1939, Chillán: Es el evento sísmico que mayor pérdida de vidas ha producido en este siglo en Chile. El remezón más fuerte ocurrió cuando faltaban 30 minutos para la medianoche y fue seguido de varias réplicas. Aunque se sintió entre Santiago y Temuco, las provincias más afectadas fueron las del Maule, Linares, Ñuble y Concepción.

El sismo alcanzó una intensidad de XI grados en la escala de Mercalli y una magnitud de 8,3 en la de Richter. Según el informe oficial, 30.000 personas perdieron la vida, en tanto que 58.000 resultaron heridas y 1.765.000 damnificadas.
Las construcciones de Chillán sufrieron graves daños. El movimiento causó la caída de adobes, ladrillos y vigas, las que aplastaron a muchos habitantes de la ciudad, algunos de los cuales fueron rescatados varios días después.

- 6 de septiembre de 1942, Caldera: Tuvo una intensidad de VIII grados en la escala de Mercalli. Afectó a Copiapó, Caldera y Vallenar. Cinco personas murieron, 16 resultaron heridas y 705 damnificadas.

- 6 de abril de 1943, Ovalle: Registró una intensidad de X grados en la escala de Mercalli y una magnitud de 8,2 en la de Richter. Afectó a Combarbalá, Illapel, Coquimbo y Aconcagua. Doce personas resultaron muertas, 49 heridas y 23.250 damnificadas.

- 2 de agosto de 1946, Copiapó: Alcanzó una intensidad de IX a X grados en la escala de Mercalli. Afectó a Copiapó. Dejó ocho personas muertas, 35 heridas y 1.375 damnificadas.

- 19 de abril de 1949, Angol: Tuvo una intensidad de IX a X grados en la escala de Mercalli. Afectó a Angol. Resultaron muertas 35 personas, 155 heridas y 2.065 damnificadas.

- 12 de diciembre de 1949, Punta Arenas: Registró una intensidad de VII a VIII grados en la escala de Mercalli. Afectó a Punta Arenas. Dejó seis muertos, 18 heridos y 225 damnificados.

- 6 de mayo de 1953, Ñuble: Alcanzó una intensidad de IX a X grados en la escala de Mercalli. Afectó a Ñuble, Concepción, Biobío y Arauco. Doce personas resultaron muertas, 40 heridas y 11.750 damnificadas.
- 6 de diciembre de 1953, Calama: Tuvo una intensidad de IX a X grados en la escala de Mercalli. Afectó a Calama. Resultaron muertas 3 personas, 15 heridas y 1.850 damnificadas.

- 4 de septiembre de 1958, Cajón del Maipo: Fueron tres terremotos que se produjeron en seis minutos, con una intensidad de IX grados en la escala de Mercalli y una magnitud de 7 grados en la de Richter.Afectó a Las Melosas, San Alfonso, San Gabriel, Los Queltehues y El Volcán. Debido a que los movimientos fueron antecedidos por varios sismos menores que habían provocado derrumbes, los habitantes de esta última localidad habían sido evacuados, lo cual atenuó los efectos del triple terremoto.

No obstante, cuatro personas resultaron muertas, 35 heridas y 175 damnificadas. Asimismo, se produjeron importantes daños en los caminos de acceso y en las plantas hidroeléctricas ubicadas en la zona, lo que afectó el abastecimiento eléctrico de Santiago.

- 21 y 22 de mayo de 1960, Valdivia: El primero de los movimientos se produjo a las 06:02 horas y se percibió desde el Norte Chico hasta Llanquihue. Su intensidad fue de VII grados en la escala de Mercalli y su magnitud de 7,7 en la de Richter. La zona más afectada fue Concepción, donde el número de muertos se estimó en 125 y el de heridos en 300. Los servicios básicos de agua potable, telégrafo, teléfono y electricidad estuvieron interrumpidos por varios días. Asimismo, gran parte de las viviendas y otras construcciones resultaron destruidas.

Sin embargo, el remezón más fuerte vino al día siguiente en Valdivia, donde registró una intensidad de X a XI grados en la escala de Mercalli y una magnitud de 9,5 en la de Richter, convirtiéndolo en el mayor terremoto del que se tiene registro en la era moderna.

A modo de comparación, el terremoto de Valdivia liberó una energía equivalente a un millón de bombas atómicas como las lanzadas en Hiroshima en la Segunda Guerra Mundial. No obstante, la cantidad de víctimas fatales (1.600) no fue equivalente, sobre todo gracias a que las construcciones habían registrado una marcada mejoría en sus condiciones antisísmicas. Asimismo, las personas se encontraban en estado de alerta, debido a que el fuerte sismo fue antecedido por varios otros menores y extraños ruidos subterráneos.

Los movimientos del 21 y 22 de mayo fueron seguidos por un tsunami que destruyó lo poco que había quedado en pie, y cuyos efectos también se sintieron en Japón, Hawai, Filipinas, la costa oeste de Estados Unidos y Nueva Zelanda.

Según recuerdan los testigos, tras el terremoto el océano comenzó a recogerse dejando los ríos secos. Los habitantes de los sectores más bajos de Valdivia se percataron del fenómeno, por lo que se dirigieron rápidamente a las colinas. Posteriormente vino lo inevitable: una gran ola cayó con todo su peso sobre el territorio, destruyendo todo a su paso. Luego regresó al mar, llevándose consigo botes, viviendas y vida humanas.

Los derrumbes bloquearon los ríos, por lo que sus aguas comenzaron a subir amenazando con desbordarse. La desembocadura del lago Riñihue hacia el río San Pedro se taponó, elevando su nivel en 26,5 metros y produciéndose el riesgo de un aluvión. La tragedia fue evitada gracias al trabajo de ingenieros y obreros que crearon un nuevo cauce.

Los lugares más afectados por el tsunami fueron Isla Guafo, Maullín, Caleta Mansa, Corral, Mehuin, Puerto Saavedra e Isla Mocha, donde las alturas alcanzadas por las ondas superaron los 8 metros por sobre el nivel del mar.

En tanto, dos días después de la catástrofe, el volcán Puyehue entró en actividad y fue aumentando su violencia hasta culminar una semana después.
Los terremotos de 1960 fueron provocados por el movimiento de la Plazca de Nazca bajo la Sudamericana. Se ha calculado que en esa oportunidad la longitud de la falla fue de 1.000 kilómetros y su desplazamiento promedio de 20 metros. Por esta razón, los movimientos pueden ser calificados como un cataclismo, ya que causaron enormes deformaciones de la corteza, lo que provocó alzamientos hacia el lado oceánico de 5,7 metros y hundimientos en el lado continental de hasta 2,7 metros.

- 28 de marzo de 1965, La Ligua: Se sintió desde Copiapó por el norte hasta Osorno por el Sur, aunque las localidades más afectadas fueron La Ligua y Petorca en la V Región. La situación más grave se vivió en el tranque de relaves El Cobre de la mina El Soldado, perteneciente a la Disputada de Las Condes, donde se produjo una avalancha que sepultó al campamento minero. Sólo 10 personas lograron sobrevivir.

El sismo tuvo una intensidad de X grados en la escala de Mercalli y una magnitud de 7,6 grados en la de Richter. Resultaron muertas 280 personas, 460 heridas y 101.500 damnificadas.

- 28 de diciembre de 1966, Taltal: Registró una intensidad de VIII grados en la escala de Mercalli. Afectó a Taltal, Catalina y El Salvador. Dejó seis personas muertas, 30 heridas y 975 damnificadas.

- 20 de diciembre de 1967, Tocopilla y Calama: Alcanzó una intensidad de VII a VIII en la escala de Mercalli. Afectó a Tocopilla y Calama. Diez personas resultaron muertas, 40 heridas y 1.150 damnificadas.
- 8 de julio de 1971, Illapel: Fue percibido desde Antofagasta hasta Valdivia, aunque las ciudades más afectadas fueron Coquimbo, Salamanca, La Ligua, Llaillay, Tiltil y Santiago. Registró una intensidad de X grados en la escala de Mercalli y una magnitud de 7,7 en la de Richter.
El fuerte sismo dejó 85 víctimas fatales, 245 heridos y 284.000 damnificados. Debido a que la mayor parte de las construcciones de la zona era de adobe, el sector vivienda resultó ser nuevamente el más dañado.

- 13 de marzo de 1975, Coquimbo: Registró una intensidad de IX grados en la escala de Mercalli. Afectó a La Serena, Coquimbo y Vicuña. Dejó tres personas muertas, 18 heridas y 28.415 damnificadas.

- 3 de marzo de 1985, Algarrobo: Se produjo a las 19:47 horas entre la II y IX regiones, aunque las zonas más afectadas fueron San Antonio, Alhué, Melipilla y Rengo, ya que el epicentro del sismo se ubicó en el balneario de Algarrobo. Su intensidad osciló entre los V y XI grados en las escala de Mercalli, y su magnitud fue de 8,0 en la de Richter.

El movimiento telúrico dejó 177 muertos, 2.575 heridos y 979.792 damnificados. Se registraron numerosos deslizamientos de tierra, rotura de pavimento con destrucción de la carretera Panamericana en varios puntos, caída de puentes y daños considerables en la infraestructura de los pueblos afectados, con interrupción prolongada de los servicios básicos. Los daños se avaluaron en 1.046 millones de dólares.


Uno de los sectores más afectados fue el público, cuyas instalaciones -como los puertos- resultaron fuertemente dañadas.

- 8 de agosto de 1987, Arica: Tuvo una intensidad de VII a VIII grados en la escala de Mercalli. Afectó a la Primera Región. Resultaron muertas 3 personas, 44 heridas y 923 damnificadas.

- 30 de julio de 1995, Antofagasta: Se registró a las 01.11 horas, y fue percibido entre la II y IV regiones, aunque con mayor fuerza en Tocopilla, Taltal, Mejillones y Socaire. Su intensidad fue de VII grados en la escala de Mercalli y su magnitud de 8,0 grados en la de Richter. El epicentro se localizó en el Océano Pacífico frente a Antofagasta, a una profundidad de 33 kilómetros.

El sismo provocó la muerte de tres personas, mientras que nueve resultaron heridas y 9.115 damnificadas. En tanto, los daños fueron graves en toda la infraestructura portuaria, la que quedó inutilizada en casi un 80 por ciento. En el sector vivienda, 136 casas debieron ser demolidas.

Tras el movimiento telúrico, que tuvo una duración aproximada de 2 minutos, la población entró en pánico colectivo, y el temor a un tsunami hizo que abandonaran sus viviendas y subieran a los cerros que rodean Antofagasta.

- 14 de octubre de 1997, Punitaqui: Fue muy parecido al de Chillán. Tuvo lugar a las 22:03 horas, con una intensidad de VIII grados en la escala de Mercalli y una magnitud de 6,8 grados en la de Richter. Afectó desde la II hasta la IX regiones, aunque la localidad que resultó más afectada fue Punitaqui, donde se registró el epicentro.

En tanto, en la Región Metropolitana el sismo se percibió de modo ondulante, debido a la lejanía del epicentro. Tanto en Santiago como en la V Región hubo cortes en el servicio telefónico y suspensión de la transmisión habitual de las radioemisoras.

En La Serena hubo histeria en la población que salió a las calles y avenidas como medida precautoria. En el casco antiguo de la ciudad se registraron desprendimientos de cornisas y quebrazón de vidrios.

El movimiento telúrico dejó ocho personas muertas, 360 heridas y 59.913 damnificadas. Según los expertos, fue unas 33 veces más pequeño en magnitud.


Siglo XXI


- 13 de junio de 2005, Arica, Iquique y localidades del interior: Se prolongó durante casi tres minutos a partir de las 18:44 horas, alcanzando una magnitud de 7,9 grados en la escala de Richter. El movimiento telúrico provocó la muerte de 12 personas, seis de las cuales perecieron al caerles un alud de rocas y tierra en la ruta de acceso a Iquique.
Asimismo, la población entró en pánico y arrancó hacia los cerros por temor a un maremoto, lo que luego fue descartado por la Armada debido a que el epicentro del sismo se registró en la zona fronteriza con Bolivia y no en el mar.
El fuerte sismo ocasionó cortes de luz, caída de cornisas, colapso de comunicaciones telefónicas, agrietamiento de muros y derrumbes. En el morro de Arica, enormes rocas que desde el terremoto de 1987 amenazaban con desprenderse, cayeron estrepitosamente a la avenida costera.
Según evaluaciones de la Oficina Nacional de Emergencias, el terremoto dejó más de seis mil damnificados y daños en 1.400 construcciones.
Este sismo fue catalogado como uno de los diez más fuertes en casi un siglo.
- 14 de noviembre de 2007, Tocopilla: Se registró a las 12:47 horas y su magnitud fue de 7,7 grados en la escala de Richter. El epicentro se ubicó a 35 kilómetros al este de la ciudad y a 59 kilómetros de profundidad. Como resultado del violento sismo dos mujeres murieron, 2.600 casas quedaron en el suelo y 4 mil personas resultaron damnificadas.
Otras localidades que también resultaron muy afectadas fueron María Elena, donde colapsó el hospital, y Quillagua, donde la mayoría de las casas se derrumbaron.
El movimiento telúrico también se sintió con fuerza en Antofagasta (7,7 grados), Arica (6 grados), Iquique, Calama (6 grados) y Copiapó (IV grados en la escala de Mercalli).


Sismos del 2007 al 2017
Fecha y hora       Nombre       Epicentro     Zona          Ms   Mw  muertos
21 abril 2007  (13:53)
6,2
10
14 noviembre  2007 (12:40)
I y II región
7,5
7,7
2
27 febrero 2010  (03:34)
IVVVIVII,VIIIIXXXIV región y R.M.
8.5
8,8
521
11 marzo 2010  (11:39)
VVIVII y VIII  región y R.M.
6,9
6,3
2
2 enero 2011  (17:20)
VIII y IX  región
6,9
7,0
0
25 marzo 2012  (19:37)
V a VIII   región
6,8
7,0
2
30 enero 2013  (17:15)
III a VIII  región
6,7
6,8
1
16 marzo 2014  (18:16)
XVI y II     región
6,7
7,0
0
1 abril 2014  (20:46)
XVI y II  región
8,2
7
8 octubre 2014  (21:14)
7,1
0
16 septiembre  2015 (19:54)
IIIIVVVIVIIVIIIIX  región y         R. M.
8,4
15
25 diciembre  2016 (11:22)
VIIIIXXIVX y XI región
7,6
0
24 abril  2017  (18:38)
IVVVIVIIVIII región y R. M.
6,9

Fotos de "lugares de bajada" en los cerros de Valparaíso:






Pero cuál es el fondo submarino que existe frente a la zona central de Chile  (Valparaíso)




Si bien una gran parte de la costa de nuestro país forma parte de la placa de Nazca -que va desde Colombia hasta la península de Taitao-, mientras que la fracción restante pertenece a la Placa Antártica, la zona de Valparaíso presenta un factor diferenciador: La cadena volcánica o dorsal de Juan Fernández, ubicada justo frente al puerto principal.
Se trata de un conjunto de porciones de tierra de origen volcánico -ubicado en plena Placa tectónica de Nazca- cuya formación, según expertos, está directamente relacionada con el desplazamiento de esta placa hacia el continente americano y que, poco a poco, está siendo subducida bajo la placa Sudamericana, lo cual tiene consecuencias. En efecto, muy cerca de la costa, existen dos grandes volcanes submarinos (círculo rojo en la imagen) , justo antes de la zona de subducción, la cual corresponde a esa franja más oscura (flecha en imagen) -signo de una enorme profundidad-, que se forma producto del proceso protagonizado por las placas tectónicas mencionadas.



Este cordón volcánico es descrito por el geógrafo de la Universidad Católica Pablo Osses, como “una cierta cordillera que se extiende de Este a Oeste frente a la costa chilena. La Isla Juan Fernández, San Félix y otras, son resultado de volcanes. Esas islas ya se encuentran emergidas, sin embargo, hay otras que se han desgastado y se encuentran en zona submarina”.
Respecto a su origen, el especialista explica que ocurre durante el proceso de desplazamiento de la placa sobre el magma de la tierra, el cual en algunos puntos se encuentra más cerca de la superficie, ejerciendo gran presión sobre la corteza terrestre, logrando traspasarla y dando paso a la formación de un nuevo volcán.
“Es como que hubiera un taladro y que cada cierto tiempo penetra, hace un agujero y luego retrocede, al emerger este volcán la presión se reduce y este retrocede, pero como la placa sigue navegando, el siguiente volcán quedará desplazado en la misma línea, pero más atrás del que ya se formó pues este ya pasó hacia el Este, entonces lo que se forma es una línea larga que se forma con dirección Este-Oeste”, explica Osses.
Pese a que, hasta ahora, no existe forma de predecir un temblor o terremoto, sí hay desarrollada un amplia capacidad de análisis una vez ocurrido uno de estos eventos, siendo posible identificar las causas que lo produjeron o lo acentuaron. Es así como, los expertos coinciden en que el cordón o dorsal de Juan Fernández tiene mucho que ver.
El subdirector del Centro Sismológico Nacional, Mario Pardo, explicó a Ahora Noticias que “estas montañas, de algunos miles de metros de altura, son pequeñas perturbaciones dentro del contacto entre placas (Nazca y Sudamericana) y cada vez que traten de moverse, funcionará como un clavo y producirá sismicidad”.
No obstante, para el experto esto no es nuevo. Por el contrario, según asegura, “es lo que ha ocurrido en el pasado. Es lo que caracteriza a la región. Entre Papudo y Navidad es una zona que está subductando la cadena de Juan Fernández, y eso es lo que genera la sismicidad (…) tarde o temprano va a tener que meterse bajo el continente sudamericano, en la zona alrededor de Valparaíso, eso es lo que hace especial esta zona desde el punto de vista tectónico”.
Pese a que no sea un tema tan conocido, este proceso de eventual desaparición de porciones de tierra bajo de otras, o de desplazamiento de extensos territorios, está presente desde la formación del planeta Tierra y explican los constantes cambios que esta ha tenido en la distribución de sus partes sólidas.
Consultado respecto a este proceso, el geógrafo Pablo Osses complementó que, incluso, “desde antes que existiera el ser humano como tal, en el planeta las placas ya estaban navegando y configurando continentes antiguos como Gondwana o Laurasia, cuando África estaba unida con América, desde esos días que esto está navegando, en millones de años más vamos a tener otra forma de la superficie terrestre, esto no se va a detener”.
Fuente: AN Mega
28 de Abril de 2017
Por Oliver Rodríguez.

El siguiente video nos muestra que es este proceso de subducción que afecta a Chile:

https://youtu.be/T2WqVjeOpXo


La 2a. Parte sera publicada el 31 de agosto.